Costa Rica inicia operativo de control migratorio en Peñas Blancas

Autoridades migratorias costarricenses iniciaron este fin de semana el operativo de control migratorio en la frontera de Peñas Blancas, donde redobló la presencia de oficiales de la Policía de Migración para garantizar la normalidad del flujo masivo de personas, así como repeler el ingreso de nicaragüenses en condición de irregularidad.

Josué Bravo

Corresponsal/Costa Rica

edicion.digital@laprensa.com.ni

Autoridades migratorias costarricenses iniciaron este fin de semana el operativo de control migratorio en la frontera de Peñas Blancas, donde redobló la presencia de oficiales de la Policía de Migración para garantizar la normalidad del flujo masivo de personas, así como repeler el ingreso de nicaragüenses en condición de irregularidad.

En total Costa Rica desplegará 400 oficiales de la Policía Profesional de Migración en sus fronteras, puertos y aeropuertos para establecer controles entre el 15 de diciembre de este año hasta el 15 de enero de 2013; siendo Peñas Blancas uno de los sitios que acapara mayor vigilancia no solo por el masivo flujo de nicaragüenses; sino el continuo ingresos de personas en condición migratorias irregular y mercancías de contrabando, entre otros.

Según estimaciones de la Dirección General de Migración y Extranjería, alrededor de 170 mil personas circularán estas semanas por esa frontera, casi todos Nicaragüenses. La mitad de ellos saldrán en diciembre, especialmente en Navidad de ellos y luego regresan a Costa Rica en enero para reintegrarse a sus labores.

El año pasado, según registros oficiales, salieron hacia Nicaragua por ese puesto migratorio 103 mil 117.

El director de la Policía de Fronteras, Allan Obando, a partir de este fin de semana se incrementó a mil la cantidad de personas que salen hacia Nicaragua, pero a medidas que se aproxima Navidad y fin de año la cifra se dispara.

Migración valora establecer un puesto de control migratorio en la ciudad de Liberia, a 70 kilómetros de Peñas Blancas, para registrar la salida de autobuses de transporte internacional a Nicaragua.

Los policías migratorios se avocarán a la inspeccionar lugares estratégicos como centros turísticos, embarcaciones, hoteles, restaurantes. Así como vigilancia junto con la Fuerza Pública y la Policía de Tránsito en operaciones de control de carreteras.

Las autoridades también informaron que para esta época muchos padres y madres – principalmente nicaragüenses – se arriesgan a sacar del país a sus hijos menores de edad, sin ningún documento que los faculte para tal situación. Habrá especial atención en ello.

Esta temporada incrementa la salida e ingreso de nicaragüenses en condición de legalidad, así como el flujo de quienes intentan violar controles de ley.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: