¿Quién es más?

Nicaragua, un país con los “spikes puestos”, se prepara para colocar sobre el escenario, lo mejor de su entusiasmo y pasión por el beisbol, cuando se ponga en marcha hoy a las 6:00 p.m., la serie semifinal de la Liga Profesional, con los Indios del Bóer visitando al Oriental de Granada.

Ampliar imagen

Edgar Rodriguez C.

Nicaragua, un país con los “spikes puestos”, se prepara para colocar sobre el escenario, lo mejor de su entusiasmo y pasión por el beisbol, cuando se ponga en marcha hoy a las 6:00 p.m., la serie semifinal de la Liga Profesional, con los Indios del Bóer visitando al Oriental de Granada.

Esta etapa, que junto a la final, constituyen la fase más efervescente del deporte nacional, disipa la indiferencia con la que por lo general transcurre el torneo en algunas sedes y provoca un ardor que inicia en el campo de juego y se proyecta a las tribunas, creando un clima de excitación total.

El dominicano Juan Figueroa, quien fue el lanzador estelar del equipo, pero sufrió una lesión de la cual esperan los granadinos esté totalmente recuperado, subirá a la colina por el Oriental, contra Edgar Ramírez, un veloz derecho que tiene esa extraña mezcla de poder y control, en la primera batalla esta noche.

Para una mayoría, el Oriental parece un equipo más equilibrado que los Indios, cuyo fundamento está en su ofensiva. Los granadinos contaron con el picheo más decente del torneo (4.43) y a la vez, disponen de una defensa más firme, compuesta por una buena cantidad de seleccionados.

Sin embargo, el cierre del Bóer, que estuvo situado sobre el borde de la eliminación, podría ser un factor de desequilibrio. La tribu se apoya en su bateo (.311), que fue el mejor de la etapa regular y aspira reiterar su dominio sobre el Oriental, el que no obstante, tiene la mira en la serie final.

Parece que será una serie muy pareja, con equipos dispuestos a capturar el pase a la final o morir en el intento. Fijar el favorito parece fácil, según expertos, y es el Oriental, pero no descarte al Bóer. Ese equipo está habituado a batallar cuesta arriba.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: