Rechazan reformas del INSS

El Movimiento Sindical Nicaragüense (MSN), integrado por diferentes sectores sindicales del país, presentó un anteproyecto de ley de seguridad social, el cual está previsto presentarse el próximo 31 de enero a la Asamblea Nacional.

Los sindicalistas proponen que el Seguro Social tenga sus propias clínicas previsionales para atender a los asegurados, ya que las que existen actualmente cada año le generan 900 millones de dólares de egresos y la calidad de la atención es cuestionada por los pacientes asegurados. La Prensa/Archivo

Carla Torres Solórzano

El Movimiento Sindical Nicaragüense (MSN), integrado por diferentes sectores sindicales del país, presentó un anteproyecto de ley de seguridad social, el cual está previsto presentarse el próximo 31 de enero a la Asamblea Nacional.

[doap_box title=»Aumentar afiliados» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

La propuesta sindical establece la aprobación de la Ley de tercerización para que en el primer quinquenio el INSS pueda tener un crecimiento de un siete por ciento sostenido o sea ampliar la base de afiliados.

Luego en el segundo quinquenio un cinco por ciento.

Finalmente en el tercero quinquenio el crecimiento debe estar entre un dos o tres por ciento.

[/doap_box]

Marcial Cabrera, coordinador de seguridad social de MSN, manifestó que es necesario el reordenamiento de las pensiones de vejez, sobre el fundamento de la esperanza de vida, dureza del trabajo y promedio de periodos reales de cotización.

“Actualmente hay nueve tipos de pensiones de vejez, no se reconoce el derecho a la pensión reducida y no existe pensión proporcional”, dijo Cabrera.

La propuesta de las organizaciones sindicales es que se clasifiquen cinco tipos de pensiones: ordinaria, docente, trabajos desgastantes, postergada y mínima vital.

Luis Barboza, secretario de la Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar (CST-JBE), denunció que existe una manipulación con los trabajadores del Instituto de Seguridad Social (INSS), ya que se publicó un comunicado en el que plantea que esta propuesta sindical pretende despedir a los trabajadores de dicha institución.

“No hay cosa tan burda, absurda y mentirosa. Al ampliar la base de cotizantes estamos hablando que el Seguro Social en el segundo quinquenio tendría que estar contratando más inspectores”, dijo Barboza.

También aclaró que se pretende bajar los gastos administrativos sin despedir gente. Además explicó que están establecidos en la ley de Seguridad Social los gastos administrativos en un 10.8 por ciento con respecto a los ingresos. Dijo que al bajarlos al seis por ciento, se ahorran 500 millones de córdobas anuales.

Nilo Salazar, secretario de la Confederación General de Trabajadores Independientes (CGTI), aseguró que urge reordenar el Seguro Social en lo económico y jurídico, porque existe un solo bolsón para manejar los aspectos financieros.

“En el caso de la maternidad y enfermedad deberá ser una caja directa de control de ese dinero, así como otra para vejez y muerte, entre otras pensiones”, dijo Salazar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: