Ahora sí rugieron

Después de dos presentaciones espectaculares, en las que se resistió a morir pese a ser llevado a la tumba, el Oriental quedó finalmente sepultado anoche, a manos de unos Tigres, que volvieron a ser el equipo de juego vigoroso y sereno que vimos a través de la temporada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: