Matemática ayuda a comprender la vida

Si quiere administrar mejor su tiempo debe saber que un día tiene 24 horas, una hora tiene 60 minutos y un minuto 60 segundos. Es decir, que un día tiene 86,400 segundos. Aquí hay un cálculo matemático. “Es sencillo, pero de él parten muchas respuestas para la vida”, dice la profesora Maribel Barahona, del colegio Sagrado Corazón de Jesús, en Managua.

La matemática es una de las clases principales que integran el currículo escolar, pues esta tiene un importante lugar en la vida del ser humano. LA PRENSA/ E. OPORTA

Jeniffer Castillo Bermúdez

Si quiere administrar mejor su tiempo debe saber que un día tiene 24 horas, una hora tiene 60 minutos y un minuto 60 segundos. Es decir, que un día tiene 86,400 segundos. Aquí hay un cálculo matemático. “Es sencillo, pero de él parten muchas respuestas para la vida”, dice la profesora Maribel Barahona, del colegio Sagrado Corazón de Jesús, en Managua.

Las matemáticas, dentro del currículo educativo, son importantes no solo para promover al año siguiente, sino que “permiten al estudiante tener un pensamiento crítico y analítico para comprender las situaciones de un país, un hogar o una empresa”, asegura Barahona.

[doap_box title=»» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

12 son los tomos del Baldor que le trae LA PRENSA a partir de hoy. Seis son de aritmética y los otros seis son de álgebra. Los tomos saldrán cada 15 días.

[/doap_box]

Jader Santiago Sotelo, estudiante del colegio San José, de Carazo, dice que “las matemáticas nos sirven para administrar el dinero que nos dan para el recreo y para coordinar el tiempo que dedicamos al estudio, juegos, televisión”.

No obstante, “hay estudiantes que no buscan cómo aprender las matemáticas, que son bonitas porque nos ayudan a entender muchas cosas”, expresa Andrea Vargas, estudiante del colegio Sagrado Corazón de Jesús.

Este año el Baldor de álgebra y aritmética llega a la escuela con LA PRENSA. Con “este aporte a la educación”, dice Ricardo Alvarado, gerente de Mercadeo de LA PRENSA, los estudiantes y maestros pueden profundizar más su aprendizaje matemático y así “librarse” de los bajos resultados en los exámenes de admisión que aplican las universidades públicas para distribuir sus cupos.

Este año solo 246 bachilleres, de los 11,582 que hicieron el examen de matemáticas de la UNAN-Managua, lo aprobaron con más de 60 puntos.

“Lo que pasa es que no se ha sabido aprovechar la historia de las matemáticas y por eso es que el Baldor es un libro que siempre está en las escuelas, porque incluye la historia de los grandes momentos y los grandes matemáticos de la historia”, explica Auxiliadora Contreras, coordinadora de la Academia de Matemáticas, de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

Por ejemplo, ¿sabía usted que Évariste Galois, un famoso matemático francés, murió a los 21 años pero que a su corta edad hizo un gran aporte a las matemáticas?

Galois no pudo ganarle la batalla al campeón de esgrima del ejército francés, con quien se enfrentó en 1832, pero sí fue capaz de determinar la condición necesaria y suficiente para que un polinomio sea resuelto por radicales.

“Yo no concibo la vida sin las matemáticas… pero para comprenderlas tenemos que conocer su historia; hay matemáticos que sirven de ejemplo para estudiantes que, porque no entienden los temas, se quieren ir de clases… los docentes deberían enseñar primero la historia para que los estudiantes se interesen por aprender los ejercicios matemáticos”, apunta el docente de matemáticas, Francisco Díaz.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: