Se entregó con el Cenidh como garantía

José Adán Morales Castillo recurrió ayer al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) para solicitar el acompañamiento de este organismo en su entrega a la Policía Nacional para garantizar que su integridad será respetada.

José Adán Morales Castillo, sospechoso en el robo de armas de fuego, se entregó a la Policía desde las oficinas del Cenidh.  La Prensa/J.C Tijerino

Elízabeth Romero

José Adán Morales Castillo recurrió ayer al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) para solicitar el acompañamiento de este organismo en su entrega a la Policía Nacional para garantizar que su integridad será respetada.

Morales aseguró que existe una orden de captura en su contra, por el caso de las armas de fuego robadas a la Policía en una armería propiedad de familiares del subdirector de la institución, comisionado general Javier Maynard.

“De luego estoy aquí es porque no tengo nada que ver, si yo andaba prófugo es porque a mí me han contado que allí maltratan a las personas”, expresó Morales.

El sospechoso, de 32 años, niega tener vínculos con los otros procesados por el robo de 35 fusiles AK y AR15. Aseguró que el día que la Policía allanó el taller él llegó allí en busca de trabajo, porque en otras ocasiones había acudido al sitio, pero justamente “a él ya se lo habían llevado, al muchacho”. A este, dijo, solo lo conocía por “Nemer, él es el dueño de allí”.

Cuando la Policía confirmó que las armas robadas eran de su propiedad, la semana pasada, dio a conocer un listado de sospechosos, entre ellos está Nemer Francisco Mayrena Trujillo, a quien le atribuyen la responsabilidad de haber trasladado el pasado 29 de marzo parte de las armas de la casa de Fabio Tomás Roa Reyes para entregarlas a Berney Manuel Oporta, hasta ahora único prófugo.

Al Cenidh llegaron oficiales de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) y el jefe de Relaciones Públicas de la institución, comisionado mayor Fernando Borge, quien dijo que Morales será puesto a la orden de las autoridades competentes.

El funcionario del Cenidh, Gonzalo Carrión, leyó lo que dijo Morales ante esa organización: “Teme que dichas autoridades dañen su integridad física y psíquica”.

“La Policía es respetuosa de los derechos humanos”, dijo Borge.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: