Admiten delito, tráfico de armas

Marcos Josué Garzón Rocha y Fabio Tomás Roa Reyes, acusados de tráfico de armas restringidas en perjuicio del Estado de Nicaragua, acordaron ayer declararse culpables de los hechos señalados por la Fiscalía, mientras los otros cinco acusados van a juicio el próximo 15 de mayo.

Dos de los acusados de tráfico de armas restringidas admitirán los hechos señalados por la Fiscalía. LA PRENSA/Archivo

MARTHA VÁSQUEZ

Marcos Josué Garzón Rocha y Fabio Tomás Roa Reyes, acusados de tráfico de armas restringidas en perjuicio del Estado de Nicaragua, acordaron ayer declararse culpables de los hechos señalados por la Fiscalía, mientras los otros cinco acusados van a juicio el próximo 15 de mayo.

[doap_box title=»» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

20,000 dólares pagó Gerardo David Ocón Olivas por los 36 fusiles AK-47 propiedad de la Policía Nacional que robaron del taller Meynar, según Fiscalía.

[/doap_box]

Garzón y Roa son señalados junto con Pedro Sobalvarro, José Toruño, Nemer Murillo, Gerardo Ocón y Vanessa Centeno, de haber robado armas de la Policía Nacional que estaban en reparación en el taller Meynar, ubicado en el barrio Santa Rosa de Managua.

Los hechos sucedieron el viernes 29 de marzo, en plena Semana Santa. Días después las armas (36 fusiles AK-47 y un AR 15 propiedad de la Policía Nacional) fueron recuperadas en Chinandega.

Durante la prolongada audiencia realizada ayer en el Juzgado Décimo, el juez Carlos Solís admitió la prueba presentada por la Fiscalía, entre estas más de 25 testigos entre ellos Donaldo Meynar, propietario de la armería de donde fueron robados los 36 fusiles, así como el testimonio de la comisionada mayor Gloria Martínez Gámez, jefa de la División de Administración de la Policía Nacional.

FALTA UNO TODAVÍA

El judicial mantuvo la prisión preventiva para todos los acusados. Mientras tanto programó la audiencia de admisión de hechos para los dos reos para el próximo 16 de abril a las 10 de la mañana.

La audiencia para José Adán Morales, quien se entregó el jueves pasado a las autoridades tras acudir a las oficinas del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), aún no ha sido programada.

De acuerdo con la Fiscalía, el noveno implicado en el robo de armas es Barney Manuel Oporta, quien está prófugo.

Este último supuestamente recibió el armamento en la casa de Laureles Sur, una vez que fue robado de la armería.