Avenida Sandino, un cuento a medias

La avenida peatonal Augusto C. Sandino, que reúne fotografías de momentos históricos que alteraron el rumbo del país, es poco visitada por las restricciones del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional.

Roy Moncada

La avenida peatonal Augusto C. Sandino, que reúne fotografías de momentos históricos que alteraron el rumbo del país, es poco visitada por las restricciones del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional.

[doap_box title=»Del antiguo centro» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

La comuna capitalina, una vez que inaugure el parque Luis Alfonso Velásquez Flores a inicios de mayo, abrirá el portón suroeste para conectar la avenida Augusto C. Sandino con el parque. Asimismo lo hará con el portón noroeste para conectar la histórica avenida con la remozada Plaza de la Revolución.

Fidel Moreno, secretario de la municipalidad, dijo a inicios del año que la avenida Augusto C. Sandino ayuda a colocar a la capital como destino turístico. Por eso, en conjunto con el Gobierno central se instalaron luces halógenas alrededor de la antigua Catedral de Managua, para que en las noches se realce su belleza, que ni el terremoto de 1972 pudo borrar.

[/doap_box]

Solo en la colocación de vallas que cuentan desde la Batalla de San Jacinto (1856) hasta la lucha contra el régimen somocista (1979) se gastaron más de 60,000 dólares, pero de poco sirve: la avenida usualmente tiene una visita escasa. ¿Por qué? Porque está cerrada tres días a la semana de por medio, cuando los diputados sesionan en el edificio de la Asamblea Nacional y porque los militares de guardia en el Estado Mayor de la Comandancia atemorizan a los pocos turistas que quieren tomar fotos en la zona. Sobre todo si se acercan al monumento al Soldado de la Patria, tal y como lo confirmó un equipo de LA PRENSA el pasado 17 de abril.

El coronel Orlando Palacios, vocero del Ejército, explicó que en la parte de los militares —de donde fue la imprenta nacional hasta el monumento del Soldado— está abierto las 24 horas del día y que no hay restricción de caminar.

“A veces llega gente turista así como decimos nosotros popularmente extranjeros… recuerde que al flanco derecho viniendo de Sur para Norte está el Estado Mayor y la Comandancia, entonces en esa parte es que los compañeros tienen cuidado”, explicó Palacios, luego de informarle que unos militares trataron de impedir a un equipo periodístico de LA PRENSA fotografiar la avenida.

Un militar que vigilaba la zona gritó a los reporteros que se detuvieran, les exigió su documento de identidad y les prohibió tomar fotos en la zona “por razones de seguridad”.

Luego otro militar de mayor rango ordenó mostrar las fotos y después de verlas, autorizó continuar la labor periodística.

A final del año pasado el paseo peatonal en la intersección de Plaza Inter estaba cerrado con portones y candados, pese a que los diputados no estaban reunidos en la Asamblea porque ya estaban de vacaciones.

“Lo que pasa es que ahí había un portón, pero si usted va ahí ya no hay ningún portón. Acceso había (a finales de diciembre) lo que pasa es que la gente al ver el portón creía que no podía pasar, pero ahí los compañeros lo dejaban pasar”, informó Palacios.

Con la inauguración de la segunda etapa, en agosto del 2012, se obstruyó el paso vehicular por donde existió la imprenta nacional y se colocaron más de ocho isletas ornamentales entre la calle peatonal.

“Eso es público (la avenida), cualquiera puede caminar, no tenemos ninguna restricción más que eso, que la foto no esté dirigida a la zona militar”, finalizó el vocero del Ejército, quien aseguró que es normal que lleguen hasta modelos a tomarse fotos en la zona.