Manos vacías

Una espantosa temporada para el Real Madrid, tuvo un final aún más tormentoso ayer, al ser vencido 2-1 por el Atlético de Madrid, que le pasó factura a su vecino rico, y luego celebró la victoria en sus entrañas adoloridas.

El momento cumbre del partido tiene a Joao Miranda cabeceando en tiempo extra para la victoria del Atlético, ayer. LA PRENSA/ AP

Una espantosa temporada para el Real Madrid, tuvo un final aún más tormentoso ayer, al ser vencido 2-1 por el Atlético de Madrid, que le pasó factura a su vecino rico, y luego celebró la victoria en sus entrañas adoloridas.

Sin mucho maquillaje ni dominio, pero con oficio y fondo físico, el Atlético recurrió a goles de los brasileños Diego Costa y Joao Miranda en tiempo extra, para imponerse por décima vez en la Copa del Rey, ayer en Madrid.

[doap_box title=»AYUNO» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El Atlético de Madrid ha conquistado su décima Copa del Rey, un poco irónico, ante el Madrid, que sigue en busca de su décima copa en la Liga de Campeones.

El Atlético no vencía al Madrid desde hace 14 años (1999) y en 25 partidos, su saldo eran 19 reveses y seis empates. Ahora ganó y cuando más dolía a sus vecinos.

Este revés quizá el final de la era de José Mourihno en el Madrid y sin títulos en esta temporada.

[/doap_box]

Pero el Madrid no solo perdió la Copa, sino también la compostura, y al final, le expulsaron a su técnico José Mourinho y a su principal figura, Cristiano Ronaldo, quien mostrándose impotente, propinó una patada a Gabi.

El Madrid comenzó mandando, mientras el Atlético parecía más pendiente de su portería que del arco rival. Y a los 13 minutos, cabezazo de Cristiano, tras tiro de esquina, dio ventaja a los blancos.

Los merengues bajaron el ritmo, mientras el Atlético se atrevía más. Y en una jugada iniciada en el mediocampo, Radamel Falcao se deshizo de Raúl Albiol y habilitó a Costa, quien provocó el empate.

Falcao lució magistral, cual si fuera mediocampista. Revolvió a Albiol y tras hacerle nudo, pasó a Costa, quien disparó razante con la izquierda y forzó el 1-1 al minuto 34. El Madrid, ya no tuvo chance de responder y llegó el descanso.

La segunda parte inició con más imprecisiones que aciertos en la movilización del balón por ambos clubes, y el Atlético que pareció más adelantado, disparó sin fuerza ni puntería.

Fue entonces cuando el Madrid apretó y se volcó al área rival. Ante centro de Cristiano, Benzema disparó con poder, pero el palo se interpuso. El balón quedó suelto y Ozil disparó, pero Juanfran evitó el gol merengue.

El Madrid siguió encendido y ahora fue Cristiano quien disparó con fuerza, pero de nuevo el poste evitó el gol blanco, mientras Essien pateaba hacia las nubes.

Se llegó al tiempo extra y ahora sí el Atlético, que pareció temeroso de los contragolpes del Madrid, se fue encima y al minuto 98, Miranda cabeceó para el 2-1.

La daga al Madrid entró tras centro de Koke desde la derecha. El balón curveó, pero la cabeza de Miranda corrigió su trayectoria y ahí quedó escrito el triunfo.

El Madrid no bajó los brazos, pero acorralado por el tiempo, se desesperó. Aún así, Higuaín tuvo chance de un disparo a dos metros de la meta, pero Courtois lo paró.

La historia está escrita. El año terrible para el Real Madrid, ya estaba concluido. Los minutos pasaron y también acabaron las esperanzas de un título.

Ver en la versión impresa las páginas: 12 B

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: