Gobiernos iberoamericanos se comprometen a una “revolución” de la productividad

Los gobiernos iberoamericanos se comprometieron este miércoles en Panamá a ser los "catalizadores" del crecimiento económico impulsando una "revolución de la productividad" para la creación de empleo, en un ambiente de desaceleración económica en otras zonas del mundo que afectan a la región.

CIUDAD DE PANAMÁ/AFP

Los gobiernos iberoamericanos se comprometieron este miércoles en Panamá a ser los «catalizadores» del crecimiento económico impulsando una «revolución de la productividad» para la creación de empleo, en un ambiente de desaceleración económica en otras zonas del mundo que afectan a la región.

En una declaración conjunta los gobiernos iberoamericanos se comprometieron a «realizar los esfuerzos necesarios» para ser los «catalizadores del crecimiento económico» a través de políticas fiscales «sostenibles» que movilicen el ahorro e impulsen la inversión en capital productivo, «un factor clave» en el desarrollo económico a corto y largo plazo.

Los firmantes se comprometen también a realizar «una revolución de la productividad eliminando los principales obstáculos para su crecimiento sostenible y generando empleo», dice la declaración firmada en la VI Conferencia Iberoamericana de ministros de economía y hacienda, que se realizó en Panamá.

«Hay sensación de que ha habido un enlentecimiento en el comercio mundial, que no es preocupante pero sí una alerta», dijo horas antes el titular de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias.

La Secretaría General Iberoamericana es un organismo técnico que da seguimiento a los acuerdos adoptados en las cumbres de Iberoamérica (España, Portugal y América Latina) en materia de comercio y cooperación económica y política.

Según dijo Iglesias, economías tan importantes como China, la Unión Europea, Estados Unidos y Japón están haciendo ajustes estructurales después de que sus economías se desaceleraron en algunos casos, o decrecieron en otros.

Esos ajustes han afectado a América Latina en los últimos meses, reduciendo «un poco» el «crecimiento de la economía», manifestó Iglesias.

Esta conferencia es una actividad previa a la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se realizará en Panamá en octubre.

Las economías de América Latina crecerán en 2013 un 3,5%, por debajo de una estimación previa de diciembre que situaba la expansión en un 3,8%, una tendencia afectada por la crisis en Europa aunque moderada por las recuperaciones de las economías de Argentina y Brasil, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Paraguay será el país latinoamericano que más crezca en la región, con 10%, seguido por Panamá (6%), Perú (6%) y Nicaragua (5%), según la Cepal.

«Hay un cambio de ciclo pero existe una plataforma muy buena todavía para que América Latina proceda a hacer cambios estructurales fundamentales», aseguró Enrique García, presidente del banco de desarrollo de América Latina CAF.

Esos cambios buscarían un mayor y mejor crecimiento económico, más sostenido a largo plazo, capaz de crear empleo productivo, que respete la diversidad cultural y el medio ambiente.

«Hay que retomar con más entusiasmo lo que es la integración regional que no es un lujo sino una necesidad», aseguró García.

Los países iberoamericanos se comprometieron también a reducir la informalidad, mejorar la estructura tributaria, fortalecer el clima de inversión y la integración regional para «ampliar los mercados nacionales y potenciar las economías de escala».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: