Mutilación genital

En la próxima década más de 30 millones de niñas están en riesgo de sufrir una mutilación genital femenina (MGF), de acuerdo con una encuesta de Unicef difundida esta semana. Pese a que existe gran rechazo mundial, el ritual de cortar los genitales de la niña se sigue realizando en países de África y Medio Oriente y comunidades asiáticas, donde se cree que protege la virginidad de la mujer. Para el estudio, Mutilación Genital Femenina, se obtuvieron en dos décadas información de 29 países de África y Medio Oriente, donde todavía se practica la ablación. En algunas comunidades, la ablación, también conocida como circuncisión femenina, es vista como un ritual tradicional usado culturalmente para asegurar la virginidad y hacer que las mujeres sean candidatas ideales para el matrimonio. Normalmente involucra un procedimiento que altera o daña los órganos genitales femeninos y con frecuencia quienes lo realizan son personajes tradicionales.

En la próxima década más de 30 millones de niñas están en riesgo de sufrir una mutilación genital femenina (MGF), de acuerdo con una encuesta de Unicef difundida esta semana. Pese a que existe gran rechazo mundial, el ritual de cortar los genitales de la niña se sigue realizando en países de África y Medio Oriente y comunidades asiáticas, donde se cree que protege la virginidad de la mujer. Para el estudio, Mutilación Genital Femenina, se obtuvieron en dos décadas información de 29 países de África y Medio Oriente, donde todavía se practica la ablación. En algunas comunidades, la ablación, también conocida como circuncisión femenina, es vista como un ritual tradicional usado culturalmente para asegurar la virginidad y hacer que las mujeres sean candidatas ideales para el matrimonio. Normalmente involucra un procedimiento que altera o daña los órganos genitales femeninos y con frecuencia quienes lo realizan son personajes tradicionales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: