Peregrinación al Cerro Negro

Por segundo año consecutivo un grupo de feligreses católicos participaron ayer en la peregrinación hacia las faldas del volcán Cerro Negro, donde hace 66 años, según la historia, se detuvo la erupción del volcán cuando llevaron a la Virgen María.

En las faldas del coloso está construida una grieta con piedras y arena del Cerro Negro, que sirve de altar a la venerada imagen de la Virgen María. LA PRENSA/E. LÓPEZ

Eddy López y Noel Gallegos

Por segundo año consecutivo un grupo de feligreses católicos participaron ayer en la peregrinación hacia las faldas del volcán Cerro Negro, donde hace 66 años, según la historia, se detuvo la erupción del volcán cuando llevaron a la Virgen María.

[doap_box title=»Fervor religioso» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Masaya se sumó ayer al fervor religioso de la Asunción de María. “En la víspera del dogma de esta fiesta mariana, de la Iglesia universal, nace una fiesta muy peculiar, que no solamente es del pueblo de León, sino ahora de toda la provincia eclesiástica nicaragüense. Recordemos que León ha sido una ciudad como azotada por la naturaleza. Hay muchas parroquias y capillas en el país que van a cantarle a la Virgen María”, comentó el vicario foráneo de este departamento, el padre Bismarck Conde.

Pasado el mediodía de ayer, los altares en los hogares marianos se alzaban con abundantes adornos naturales, mientras esperaban el ocaso del día para festejar este acontecimiento católico. En la meseta de los pueblos muchas personas alistaron y repartieron la tradicional “gorra”.

[/doap_box]

Con cantos y pólvora en honor a la Asunción de María se celebró los 66 años de la tradicional Gritería Chiquita en León. Por la mañana en las faldas del volcán realizaron un novenario a la Virgen.

Esta actividad fue organizada por los representantes de la Casa de Cultura de León, el Gabinete Municipal de Turismo, la Cooperativa Las Pilas-El Hoyo y el Instituto Nicaragüense de Turismo y la feligresía católica.

“Aquí en el Cerro Negro nació la tradición en 1947, y esto es para promover el turismo cultural religioso, es precisamente por eso que hemos venido a celebrar al pie de cerro, para continuar celebrando esta tradición que tiene sesenta y seis años de ser festejado por todos los leones”, dijo Jacinto Salinas, presidente de la Casa de Cultura en León.

“Estamos celebrando la Asunción de María y llevando nuestra tradición a los turistas extranjeros y nacionales que visitan el Cerro Negro, esta peregrinación es muy importante para los devotos de la Virgen”, expresó David Flores, feligrés.

La Gritería Chiquita se celebra en conmemoración a la peregrinación que realizaron los leoneses en 1947 hacia el Cerro Negro, organizada por el entonces obispo de la Diócesis, monseñor Augusto Oviedo y Reyes.

El objetivo era rogar a la Virgen María que detuviera la quinta erupción del Cerro Negro, solicitud que cumplió, según los feligreses.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: