Lo condenan por robo de armas

Gerardo Ocón, quien denunció el mes pasado que comisionados de la Policía Nacional están involucrados en tráfico de armas, fue condenado ayer a siete años de prisión por tráfico de armas restringidas en perjuicio del Estado de Nicaragua.

De los ocho procesados, siete admitieron hechos y solo Gerardo Ocón se sometió a juicio alegando que no es culpable. LA PRENSA / ARCHIVO

Martha Vásquez

Gerardo Ocón, quien denunció el mes pasado que comisionados de la Policía Nacional están involucrados en tráfico de armas, fue condenado ayer a siete años de prisión por tráfico de armas restringidas en perjuicio del Estado de Nicaragua.

La sentencia fue leída ayer por la juez Ingrid Lazo, titular del Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua, quien argumentó que la pena para Ocón se agravó porque este perseguía un fin lucrativo con la venta de armas.

Según la Fiscalía, Ocón alias “La Cabra”, fue quien pagó a José Faustino Toruño Orozco, 20,500 dólares por el lote de armas (36 fusiles, 35 AK y un AR15) sustraído del Taller Maynard, ubicado en el barrio Santa Rosa, en abril pasado.

El Taller Maynard es propiedad de Donald Maynard Acevedo, tío del comisionado general Javier Maynard, quien funge como subdirector de la institución del orden.

Ocón señaló que el propietario del taller “sabe quiénes son los comisionados que sacan armas de la institución a reparar, pero en realidad es para traficarlas”. En su momento la Policía minimizó las declaraciones de Ocón agregando que son palabras de un procesado.

Por la sustracción de armas fueron procesadas ocho personas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: