LA PRENSA/ R. ORTEGA

Por acortar la brecha salarial

El jornalero que trabaja en la siembra y cosecha recibe 3,232.26 córdobas menos en concepto de salario mínimo que un obrero en la construcción, aún cuando ambas labores exigen fuerte esfuerzo físico.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: