Microcrédito va en mejoría

De acuerdo con la edición 2013 del Microscopio Global, el entorno para el desempeño de los negocios de las microfinanzas a nivel mundial mantiene una tendencia de mejoría. Varios países de América Latina y el Caribe destacan entre los que a nivel mundial ofrecen las mejores condiciones para las microfinanzas.

Los riesgos políticos han disminuido y el Gobierno parece seguir comprometido con la recuperación del sector del microcrédito. Esto ha ayudado a restablecer la confianza de las instituciones microfinancieras”. Microscopio Global 2013.

Lucydalia Baca Castellón

De acuerdo con la edición 2013 del Microscopio Global, el entorno para el desempeño de los negocios de las microfinanzas a nivel mundial mantiene una tendencia de mejoría. Varios países de América Latina y el Caribe destacan entre los que a nivel mundial ofrecen las mejores condiciones para las microfinanzas.

Al igual que en el 2012, Perú con 90 puntos, de una escala de 100, encabeza la lista de 55 países analizados. Entre los centroamericanos, Nicaragua, con 52.9 de puntaje ocupa en puesto 14, con una mejoría de 9 puntos respecto al informe anterior.

La región es liderada por El Salvador que con 53.8 puntos se ubicó en el octavo puesto y Panamá que con 53.5 puntos alcanzó el lugar 11 de la lista.

Un tanto distantes, se ubican Honduras en el lugar 27 con 47.2 puntos, Costa Rica en 32 con 42.1 puntos y Guatemala en el 33 con 41.4. Los últimos tres lugares de la lista los ocupan Venezuela con 26.1 puntos en el puesto 53, Haití en el escaño 54 con 25.8 puntos y Vietnam en el 55 con 25.6 de puntaje.

El Microscopio Global es un informe producido anualmente por la Economist Intelligence Unit (EIU), con el apoyo del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), que es miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

SUPLEN DEMANDA INSATISFECHA EN EL PAÍS

En el caso de Nicaragua el informe destaca que ante “la falta de interés de los principales bancos en financiar emprendimientos comerciales de pequeño y mediano tamaño o productores agrícolas”, le confiere un gran potencial para las microfinanzas, que suplen la demanda insatisfecha del servicio de crédito, sobre todo en zonas rurales. Según el Microscopio Global el sector atiende actualmente a más de 260,000 clientes.

“Tras un período de significativa volatilidad política y económica, el sector se ha estabilizado y ha comenzado a recuperarse”, indica.

Y añade que en Nicaragua opera una amplia variedad de proveedores de microcrédito, la mayoría de los cuales no están regulados por la entidad de regulación financiera tradicional. No obstante, casi todas las instituciones microfinancieras no reguladas están sujetas a la supervisión de la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami), cuya misión es mejorar las normas de operación de este tipo de institución y fortalecer la capacidad de supervisión sobre las ONG de microcrédito que antes no estaban supervisadas.

También destaca que una ley promulgada en el 2011 (Ley 769, Ley de Fomento y Regulación del sector) contribuyó a mejorar la transparencia de las tasas de interés, al permitirles fijar libremente sus tasas, pero a la vez les prohíbe que impongan otros tipos de cargos a los prestatarios, y establecerles límites máximos a los cargos que pueden cobrar por atrasos en los pagos.

Pese a los avances, el informe también advierte que persisten retos por resolver, como la dependencia de fondos externos y los riesgos institucionales, dadas la debilidad del sistema judicial y la ineficiencia de la burocracia del país, además de los cuestionamientos sobre la constitución de fondos de la Conami.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: