Preocupa escasez de autores latinoamericanos en España

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, dijo hoy en la tradicional conferencia de prensa del Premio Planeta que la escasa presencia de autores latinoamericanos en España es "un problema grave de la edición en lengua española".

Barcelona/EFE

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, dijo hoy en la tradicional conferencia de prensa del Premio Planeta que la escasa presencia de autores latinoamericanos en España es «un problema grave de la edición en lengua española».

Lara piensa que ese diagnóstico es «culpa de los editores españoles, porque es difícil destacar como autor si no tienes un editor que te respalde».

El editor hizo autocrítica al afirmar que muchas de las editoriales latinoamericanas como Emecé, Sudamericana o Diana forman parte hoy de grupos editoriales españoles, que no han potenciado a los autores locales.

Lara reveló que en Planeta ya han iniciado una estrategia para invertir esa tendencia y ha puesto como ejemplo la reciente edición del mexicano Jorge Zepeda.

«También hemos descuidado, aunque un poco menos, la promoción de los autores españoles en Latinoamérica y a eso no podemos renunciar», añadió.

Preguntado por algunos de los nombres que suenan en las quinielas periodísticas sobre el ganador del Planeta, como Clara Sánchez, ganadora del Nadal hace dos años, Jorge Molist, María Dueñas, Carme Riera o Juan Villoro, Lara dijo: «Sospecho que algunos de estos nombres podrían estar entre los ganadores, pero sólo lo sospecho», porque, como ha recordó, nunca ha querido estar en el jurado.

«A Planeta no le sale rentable que gane el premio un autor consagrado, porque sólo se venden 150,000 ejemplares más de lo que vendería si se editara directamente», aseguró.

En nombre del jurado, el secretario Emili Rosales ha destacó «el alto nivel de los premios y de participación, con una notable presencia de obras provenientes de América, y estando bien representados todos los géneros literarios: histórico, policíacos, de vínculos familiares, costumbristas, sentimentales».

Según Rosales, hay «un predominio de novelas que se enfrentan a la realidad actual, que bucean en los conflictos de los personajes, en sus miedos, en sus ilusiones, en sus frustraciones, en sus anhelos, con la esperanza de que los lectores se identifiquen en esos miedos o ilusiones».

Lara exhibió con cifras la buena salud del premio, al haber superado ya hace tiempo los 40 millones de ejemplares vendidos entre ganadores y finalistas y haber pasado de 20,000 autores presentados al Planeta.

El editor ha reiterado su defensa de la propiedad intelectual: «me pongo triste al ver a grandes nombres de la música volver a hacer bolos con 70 años, pero no puedo imaginar a Rosa Regs haciendo bolos ahora en una plaza de toros».

«No se puede seguir expoliando a los autores, ni seguir siendo el país occidental con más piratería, multiplicando por siete la piratería francesa», apuntó antes de sentenciar: «la libertad de expresión no puede servir para delinquir».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: