Nicaragua busca fortalecer turismo médico

Con la acreditación del hospital nicaragüense "Vivian Pellas" por la Joint Commission International (JCI) para el período 2013-2016, uno de los cinco hospitales que cuentan con ese aval en Centroamérica, Nicaragua ha puesto la mira en el mercado mundial del turismo médico empezando por su diáspora.

Luis Felipe Palacios

Managua/ACAN-EFE

Con la acreditación del hospital nicaragüense «Vivian Pellas» por la Joint Commission International (JCI) para el período 2013-2016, uno de los cinco hospitales que cuentan con ese aval en Centroamérica, Nicaragua ha puesto la mira en el mercado mundial del turismo médico empezando por su diáspora.

Los bajos costos de tratamientos médicos, los vuelos directos con ciudades de EE.UU. donde residen millones de centroamericanos, mezclado con sus playas y volcanes, hacen atractiva a Nicaragua para que turistas contraten servicios de atención médica, empezando por el millón de emigrantes nicaragüenses.

«Nuestras investigaciones nos llevan a la conclusión de que el mercado nicaragüense residente en el exterior es el mercado por excelencia para el turismo médico de Nicaragua», señala un estudio al respecto desarrollado por el bufete local Calvet & Asociados.

Para el director general del «Vivian Pellas», Gilberto Guzmán, si un hospital no está acreditado por la JCI, no puede «estar en turismo médico».

El estudio sobre el turismo médico en Nicaragua fue auspiciado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

En Nicaragua, la demanda actual de pacientes extranjeros no tiene registro oficial, aunque, de acuerdo a cálculos de hospitales y médicos, capta entre 1,764 a 2,400 pacientes anuales recomendados de «boca en boca» y sin programas de promoción.

En Centroamérica, Costa Rica y Panamá lideran la industria de turismo médico, atrayendo pacientes estadounidenses y canadienses y ofreciendo tratamientos y procedimientos a una fracción del costo.

«El crecimiento de este negocio en Nicaragua tiene limitaciones impuestas por la necesidad de crear sistemas administrativos, de control, de promoción y operacionales que superan las capacidades de los profesionales médicos», advierte el estudio «Turismo médico en Nicaragua».

Otros factores son el acceso a financiación, y programas de inversión especializados, la falta de pólizas de seguro apropiadas y una legislación que garantice un tratamiento justo a médicos y pacientes.

Otros dos hospitales del país, el Hospital Militar y el Hospital Central de Managua, tienen programas para sumarse al turismo médico con diferentes niveles de avances y compromiso corporativo.