Un general en mesa HKND

La Comisión del Proyecto de Desarrollo del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, decidió incorporar como parte de un comité técnico asesor de la obra, a un general del Ejército de Nicaragua y al subdirector de la Policía Nacional.

El jefe del Estado Mayor General del Ejército de Nicaragua, mayor general Óscar Balladares (izquierda), asesorará a HKND. la prensa/archivo

[doap_box title=»Cosep y Amcham en comité asesor» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

La Comisión también decidió crear un comité técnico asesor para la misma, compuesto por dos representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada, uno de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), uno del Consejo Nacional de Universidades y un ambientalista.

El objetivo del comité será asesorar a la Comisión desde el punto de vista de las empresas privadas de Nicaragua, dijo el asesor de Políticas Públicas de la Presidencia, Paul Oquist.

[/doap_box]

La Comisión del Proyecto de Desarrollo del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, decidió incorporar como parte de un comité técnico asesor de la obra, a un general del Ejército de Nicaragua y al subdirector de la Policía Nacional.

La citada comisión decidió integrar, entre otros funcionarios públicos a dos nuevos miembros: el mayor general Oscar Balladares, jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, y al subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Francisco Díaz.

Además, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, será miembro de la junta directiva de HKND Group como representante del Gobierno, en el proyecto del Canal Interoceánico nicaragüense, informaron medios oficiales.

HKND Group es la firma concesionaria del proyecto, está registrada en Islas Caimán y es propiedad del empresario chino Wang Jing.

Según la concesión, Nicaragua asumirá el uno por ciento de las acciones por cada año que pase, hasta llegar al centenar.

El canal de Nicaragua está concebido para ser más amplio que el de Panamá, uniría los océanos Pacífico y Atlántico, estaría acompañado de un oleoducto y una ruta seca, dos puertos de aguas profundas, dos aeropuertos y dos zonas francas, a un costo de 40,000 millones de dólares, según estimaciones oficiales.

La obra iniciaría en 2014 y concluiría en el 2020.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: