Paraíso en miraflor

En este lugar el día comienza cuando la luz del sol escurre la neblina, cuando los moños de flores sacuden su rocío y el verdor que forra las montañas se descubre a la vista de todos. Aquí, en la reserva natural Miraflor el tiempo pasa lento mientras se disfruta de una caminata al aire libre o de una tasa de café o chocolate entre colchas.

Camino a la cascada de la Reserva de Miraflor se cruzan varios riachuelos donde se puede descansar. LA PRENSA/ARCHIVO/ELIDA RODRÍGUEZ

Por Róger Almanza G.

En este lugar el día comienza cuando la luz del sol escurre la neblina, cuando los moños de flores sacuden su rocío y el verdor que forra las montañas se descubre a la vista de todos. Aquí, en la reserva natural Miraflor el tiempo pasa lento mientras se disfruta de una caminata al aire libre o de una tasa de café o chocolate entre colchas.

Este paraíso de montaña está ubicado aproximadamente a 24 kilómetros de la ciudad de Estelí, es una carretera de tierra pero transitable, al final el regalo será disfrutar de los 250 kilómetros cuadrados de bosque totalmente libre de depredación humana.

Aquí se disfrutan tres tipos de climas, y es que la reserva está dividida en tres territorios debido a su nivel de altura.

El clima más seco se disfruta en la parte más baja a 1,100 metros sobre el nivel del mar; un poco más alto, a 1,300 metros sobre el nivel del mar se puede disfrutar un clima más húmedo, sin embargo es a 1,500 metros sobre el nivel del mar que se disfruta a su totalidad el bosque nebliselva que representa a la reserva.

Camina, descansa y disfruta

Miraflor está formada por varias comunidades con aproximadamente ocho mil habitantes, en su mayoría campesinos de familias que han trabajado la tierra de generación en generación.

[doap_box title=»Tome nota» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Hospedarse por un día en el hotel Neblinas del Bosque tiene un costo de 40 dólares por persona en las cabañas dobles de lujo y 25 dólares por persona en cabañas de bambú. El costo de hospedaje cubre el desayuno, almuerzo y cena.

Las caminatas guiadas tienen un costo de 15 dólares por grupo de uno a tres personas y los paseos por senderos a caballo 12 dólares (de 4 a 6 horas), paseos en motocicleta 40 dólares por día y si le gusta más pasear en bicicleta le costará 5 dólares por hora. Si su visita solo está planificada por un día, entonces puede optar por cualquiera de los tour y poder desayunar a un costo de 100 córdobas y almorzar o bien cenar por 150 córdobas.

[/doap_box]

Aquí, entre la zona alta y media se pueden encontrar ecoposadas que brindan al visitante un espacio cómodo para alojarse y disfrutar de las maravillas que ofrece esta montaña.

Uno de los principales atractivos de la reserva es la biodiversidad que ofrece al visitante. Se pueden encontrar hasta 200 tipos de orquídeas que crecen en diferentes lugares de la reserva.

Las fincas que están dentro de la reserva Miraflor han sido adaptadas por sus dueños con espacios de alojamiento, lo que da mayor cercanía con la naturaleza.

En lo más alto de miraflor…

Los visitantes más exigentes tienen una opción, subir hasta lo más alto de la reserva y encontrar Neblina del Bosque, una finca que espera al turista con el hotel más cómodo de la localidad.

Cabañas de bambú donde pueden hospedarse hasta cuatro personas y cabañas dobles de lujo serán parte de la tranquilidad en Miraflor.

Es aquí donde a las seis de la mañana empiezan las clases de ordeño. El visitante en un recorrido por los corrales del lugar aprende a elaborar crema, queso y cuajada, además de disfrutar de leche recién ordeñada.

También las caminatas por la reserva se pueden hacer más divertidas a caballo, en moto o bicicleta, y así visitar destinos como la Poza la Pila que en caminata está a 25 minutos de Neblina del Bosque, aquí un chapuzón será una tentación.

Otra opción en Miraflor es caminar por el sendero Mata Palo, donde el destino es conocer el árbol más viejo de la reserva, de aproximadamente 500 años y escalar desde adentro hasta una altura de 40 metros.

En este mismo recorrido se puede disfrutar de avistamiento de aves, floración de orquídeas, y fotografiar a las familias de monos que viven en el lugar.

También en Miraflor, desde el hotel Neblina del Bosque en una cabalgata que dura dos horas, se puede visitar la cascada del barranco blanco, un lugar mágico, con dos cascadas que caen desde aproximadamente 60 metros de altura.

Y para los amantes de lo exótico, está la opción de realizar un tour especial de micología, donde se observa y se aprende sobre las más de mil especies de hongos que hay en el lugar, entre hongos comestibles, alucinógenos y curativos.

Al final del día, después de interactuar con la naturaleza de Miraflor y con la neblina apoderándose nuevamente del lugar, una clase de yoga a 1,500 metros de altura será la mejor forma de culminar su visita.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: