Bus del Bóer se accidentó

Ocho integrantes del equipo de beisbol de la Liga Profesional, los Indios del Bóer, salieron golpeados, luego que el bus donde se transportaban colisionara con la parte trasera de un furgón, por el kilómetro 94.7 de la carretera panamericana sur, cuando viajaban para sostener un encuentro con el conjunto sureño los Gigantes de Rivas.

El bus que transportaba al Bóer sufrió daños considerables ayer. LA PRENSA/RAMÓN VILLAREAL

Ocho integrantes del equipo de beisbol de la Liga Profesional, los Indios del Bóer, salieron golpeados, luego que el bus donde se transportaban colisionara con la parte trasera de un furgón, por el kilómetro 94.7 de la carretera panamericana sur, cuando viajaban para sostener un encuentro con el conjunto sureño los Gigantes de Rivas.

[doap_box title=»Datos» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

9 peloteros del Bóer resultaron golpeados tras el accidente ayer en la carretera hacia Rivas, donde los Indios se enfrentarían a los Gigantes en Rivas.

[/doap_box]

Entre los que sufrieron golpes contra los asientos del bus, e incluso uno que cayó del asiento hacia el piso al momento del impacto, está el mánager, el cubano Juan Castro. También se golpeó el lanzador Danilo Álvarez, quien llevaba listo su brazo para tirarle a los sureños.

Otro golpeado fue el dominicano José Campuzano y el cubano Amaury Cazaña, junto con el coach venezolano Raúl Marval. De acuerdo con Medardo Velásquez, del cuerpo de apoyo del equipo capitalino, nadie salió herido ni lesionado grave, pero dijo que los que salieron golpeados fueron de sus manos y piernas.

Los otros golpeados son los lanzadores Roger Marín y Oscar Chow y el jardinero Jilton Calderón. El noveno golpeado en la pierna derecha es Jorge Antonio Velázquez, conductor del bus.

Velázquez dijo que él iba conduciendo despacio, puesto que el partido estaba programado para las 2:00 p.m. y ya estaban por llegar al estadio Yamil Ríos de Rivas (a 16 kilómetros del accidente) “y llevábamos suficiente tiempo, cuando vi que un furgón me quiso aventajar, pero como en el otro carril venían dos carros, él se volvió a meter a mi carril y por no darle a un carretón de caballo, frenó y nosotros pegamos cuando el furgón frenó”, aseguró.

El furgonero se dio a la fuga, pero Velázquez le dio persecución en un taxi, hasta alcanzarlo en la frontera de Peñas Blancas, cuando sacaba copias a sus documentos, para escaparse, pero de inmediato la Policía lo detuvo y, posteriormente, se haría la reconstrucción del accidente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: