Periodistas esperan que CIDH eleve a juicio el caso del atentado de La Penca

Periodistas costarricenses que sobrevivieron al atentado con bomba de La Penca, ocurrido en 1984, afirmaron hoy que esperan que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) eleve el caso a juicio, luego de que la Fiscalía anunciara hoy el cierre de la investigación en Costa Rica.

San José/ACAN-EFE

Periodistas costarricenses que sobrevivieron al atentado con bomba de La Penca, ocurrido en 1984, afirmaron hoy que esperan que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) eleve el caso a juicio, luego de que la Fiscalía anunciara hoy el cierre de la investigación en Costa Rica.

En conferencia de prensa los comunicadores Nelson Murillo y José Rodolfo Ibarra, actual presidente del Colegio de Periodistas de Costa Rica, comentaron que la denuncia ante la CIDH fue presentada en 2005 y que esperan que se pronuncie pronto y eleve el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El atentado con bomba ocurrió el 30 de mayo de 1984, en plena guerra interna en Nicaragua, cuando el entonces excomandante Edén Pastora realizaba un conferencia de prensa en la localidad selvática nicaragüense conocida como La Penca, cercana a la frontera con Costa Rica.

Ibarra y Murillo se reunieron hoy con el fiscal general de Costa Rica, Jorge Chavarría, quien les informó de que la investigación se cerró al recibir el pasado 15 de noviembre la confirmación de la muerte en Argentina del supuesto autor material del atentado, el argentino Roberto Vital.

«Si bien es cierto esta no es la solución que esperábamos, sí es un alivio para las familias (de los fallecidos) y para los sobrevivientes», dijo Ibarra.

Explicó que la demanda ante la CIDH por falta de investigación de los hechos se interpuso en 2005 contra el Estado costarricense pero que es posible que en un futuro se incluya también al Estado nicaragüense. «Nicaragua y el Gobierno de Daniel Ortega no hicieron absolutamente nada para investigar y dar con los autores intelectuales de este crimen atroz de lesa humanidad», expresó Ibarra.

Por su parte, Nelson Murillo dijo que guarda la esperanza de que la CIDH tramite la demanda para «sentar un precedente» y relató que ha sido un proceso «marcado por el dolor y la búsqueda de justicia».

«Estos 30 años de impunidad son otra bomba peor que la del atentado porque lacera todos los días», afirmó Murillo.

En el atentado murieron los costarricenses Jorge Quirós (camarógrafo) y su ayudante, Evelio Sequeira, y la periodista estadounidense Linda Frazer, del diario «The Tico Times», con sede en San José.

Otros 15 periodistas costarricenses y corresponsales extranjeros sufrieron heridas graves, algunas secuelas permanentes y amputaciones.

Las investigaciones en Costa Rica revelaron que el argentino Vital se instaló en Panamá y desde allí se desplazó hacia San José con un pasaporte falso danés con el nombre de Per Anker Hansen y luego se infiltró con la prensa en el viaje a La Penca.

El fiscal general de Costa Rica, Jorge Chavarría, explicó hoy que tras pruebas de ADN y comparaciones de huellas dactilares, las autoridades de Argentina confirmaron la muerte de Vital, de la que les informó en un oficio con fecha del pasado 15 de noviembre.

Al parecer Vital falleció en 1989 durante la toma y ataque al cuartel del ejército argentino en La Tablada.

El fiscal dijo que la investigación queda cerrada, pues en Costa Rica no existen pistas sobre los autores intelectuales, pero aclaró que el caso no prescribe por tratarse de un crimen de lesa humanidad y puede ser reabierto si aparecen nuevos indicios.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: