Pastora confirma cumplimiento de medidas cautelares

Nicaragua detuvo el dragado en una isla en el extremo del río San Juan, objeto de una disputa de soberanía con Costa Rica, cumpliendo una orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), dijo una fuente oficial a la AFP el miércoles.

Edén Pastora, encargado del dragado en el río San Juan. LA PRENSA/ ARCHIVO

MANAGUA/AFP

Nicaragua detuvo el dragado en una isla en el extremo del río San Juan, objeto de una disputa de soberanía con Costa Rica, cumpliendo una orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), dijo una fuente oficial a la AFP el miércoles.

Nicaragua se va a dirigir a la CIJ en los próximos días para informarle que «ya cumplió la orden» de cerrar un caño artificial en la isla de Harbour Head (Portillos para los costarricenses), anunció a la AFP el encargado de obras de dragado en el río San Juan, Edén Pastora.

La CIJ ordenó a Nicaragua, el 22 de noviembre, detener el dragado y retirarse de la pequeña isla en un plazo de dos semanas.

«La Corte puede mandar a ver todo» para constatar que se ha cumplido en menos del plazo dado, expresó Pastora.

«En cuatro días se limpió. No son dos caños, es uno y solo eran 150 metros y se hizo de forma artesanal con palas», añadió el encargado nicaragüense, quien según el gobierno de Managua, habría entrado a esa zona en la frontera común y realizado esa tarea, sin su autorización.

Por su parte, el jefe del Ejército, general César Avilés, aseguró que no hay presencia de tropas en el área de litigio desde que la CIJ dictó las medidas cautelares en marzo de 2011. 

«Estamos cumpliendo con lo que la Corte ha dicho», las tropas están desplegadas a lo largo del río que es territorio nicaragüense, dijo Avilés en declaraciones a la prensa. 

Costa Rica había reclamado a la CIJ en septiembre pasado que ordenara a Nicaragua suspender la construcción de caños en ese pequeño territorio de 3 km2, un área declarada de interés mundial por la Convención Ramsar de protección de humedales.

La Corte de La Haya había dictado en marzo de 2011 medidas cautelares a los dos países, que debían mantenerse fuera del área e impedir el ingreso de civiles o militares, en espera de pronunciarse sobre la cuestión de fondo de la soberanía.

Pero según Costa Rica, Nicaragua alentaba la entrada de activistas que le son afines y envió maquinaria para abrir dos canales artificiales, causando graves daños ambientales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: