¿Se lucirá?

Cada quien es libre de moverse en la dirección que estime conveniente. Mike Napoli decidió volver a Boston con todo y su barba, a pesar que tenía mejores propuestas. Carlos Beltrán decide ir a Nueva York porque aspira regresar al playoffs, pese a que Arizona le ofrecía más.

Robison Canó hizo que Seattle sacara todos los ahorros y se une a ellos por diez años y 240 millones de dólares. LA PRENSA/ARCHIVO

Cada quien es libre de moverse en la dirección que estime conveniente. Mike Napoli decidió volver a Boston con todo y su barba, a pesar que tenía mejores propuestas. Carlos Beltrán decide ir a Nueva York porque aspira regresar al playoffs, pese a que Arizona le ofrecía más.

En cambio, Robinson Canó se fue a Seattle porque los Marineros le ofrecieron tres años más y 70 millones de dólares más que los Yanquis (170 millones por 7 años) a riesgo de quedar distante de las batallas por los banderines que garantizan la exposición nacional.

[doap_box title=»Estadio» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Robinson Canó batea a la zurda, por tanto se vio beneficiado de la proximidad de la cerca del jardín derecho, que en el Yankee Stadium está a 314 pies. El Safeco Field mide 326 por esa misma zona, estamos hablando de tres metros más.

Pero, Cano, quien jaló el 83.5 por ciento de sus batazos en Nueva York, bajó a 63.5 por ciento fuera del Bronx, es decir, el tipo se ajusta. En Nueva York, el 8.9 de sus batazos iban por el izquierdo. Fuera de ahí, el 20.6. Usa todo el campo.

[/doap_box]

Solo con el tiempo sabremos qué fue lo correcto. Mientras ese momento llega, aquí algunos detalles sobre el aterrizaje de Canó en Seattle, donde por primera vez en varias semanas se habló más de beisbol que de futbol americano.

POPULARIDAD

Los Marineros son el cuarto equipo en popularidad en Seattle, con todo y que los Sonics ya no están en la ciudad. Delante están los Halcones Marinos de la NFL, los Huskies de la Universidad de Washington (futbol americano colegial) y los Sounders de Seattle de la MLS.

Del 2001 al 2003, los Marineros fueron primeros en las Grandes Ligas en promedio de asistencia a su estadio con 42 mil fanáticos por partido. Del 2010 al 2013, bajaron a 23 mil aficionados, para ubicarse en el lugar 26 entre los 30 equipos.

RENDIMIENTO

Seattle lleva 12 temporadas seguidas sin asistir a la postemporada. La última vez fue en 2001, cuando ganaron 116 partidos. Pero a la vez no ha pasado de 75 triunfos en las últimas cuatro campañas, por lo que había que hacer algo.

Quizá necesiten algo más que Robbie Canó para mejorar el 71-91 de este año. Vea este detalle: cuando Alex Rodríguez firmó con Texas en 2001, los Rangers venían de registrar 71-91 en el 2000. En el 2001, mejoraron a 73-89.

DINERO

La más grande contratación para un agente libre antes de Canó, Seattle la había hecho en el 2004, cuando firmó a Adrián Beltré por 64 millones. Ahora pagará a Canó 240 millones por 10 años, a razón de 24 millones anuales.

El segundo intermedista mejor pagado es Ian Kinsler de Detroit, cuyo salario anual será de 15 millones en el año 2014, el final de su contrato heredado por los Rangers. Ahora, mejor salario general que Canó, solo Alex Rodríguez de los Yanquis con 29.5 millones.

LEGADO

Canó tiene cifras sólidas y lleva ritmo para el Salón de la Fama, pero no sabemos qué viene. Es uno de los tres segundas bases con al menos 25 jonrones y 100 empujadas en tres temporadas. Los otros son Jeff Kent (6) y Roger Horsby (4).

Hay 19 peloteros en la historia que han llegado a 600 extrabases en sus primeras nueve campañas. De ellos, cinco están activos: Albert Pujols, Miguel Cabrera, Mark Teixeira, Matt Holliday y Robinson Canó. Va hacia la grandeza.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: