Una cura para la deserción

Evitar el abandono escolar en Latinoamérica. Esta es la nueva tarea que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tratará de resolver como parte de su programa Graduate XXI.

Jeniffer Castillo Bermúdez / EFE

Evitar el abandono escolar en Latinoamérica. Esta es la nueva tarea que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tratará de resolver como parte de su programa Graduate XXI.

La convocatoria, abierta hasta el 15 de enero, busca ideas para aumentar las tasas de graduación en secundaria, ya que casi uno de cada dos alumnos no termina esa etapa de su formación por falta de motivación.

[doap_box title=»Profesionalización de los docentes» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Para la educación secundaria el Mined destinó, según el Presupuesto General de República 2013, alrededor de 44.1 millones de dólares este año. La mayoría fue para cubrir los gastos operativos y una mínima parte para inversiones en infraestructura y formación docente.

El empirismo docente será reducido a partir del próximo año en la educación secundaria, pues el Mined desarrollará un plan de formación y profesionalización docente. Además contratará a 500 nuevos maestros para atender este nivel educativo.

[/doap_box]

Según las cifras oficiales del Ministerio de Educación (Mined), en la secundaria de Nicaragua hay 332,653 estudiantes, pero solo la mitad consigue culminar los cinco grados de la educación media.

En este nivel educativo, además, se reporta un porcentaje de empirismo docente, que es de 43.1 por ciento.

PARA QUE MANDEN SUS IDEAS

El BID ha habilitado una web graduatexxi.org a la que se pueden hacer llegar las ideas que desarrollen medidas encaminadas a identificar a jóvenes con riesgo de abandono escolar.

La propuesta ganadora del concurso, el séptimo dentro del programa y presentado por el cineasta brasileño Eryk Rocha, se conocerá a finales de enero.

“Vivimos en un mundo de sobreinformación y poca formación. La lógica dice que necesitamos realmente evitar la deserción escolar, y proyectar y construir una escuela que forme al ser humano”, afirmó Rocha en un comunicado.

Rocha trabaja en el proyecto junto a otros directores de cine latinoamericanos como Mariana Chenillo, de México; Pablo Fendrik, de Argentina; Carlos Gaviria, de Colombia; Flavia Castro, de Brasil; los hermanos Daniel y Diego Vega, de Perú, o Tatiana Huezo, de El Salvador.

Rocha es el director del cortometraje Igor , la historia de un adolescente de la comunidad del Morro dos Prazeres, en Río de Janeiro, con potencial y energía, pero sin motivación para permanecer en la escuela.

Los organizadores resaltaron la importancia de identificar los problemas de abandono escolar y adoptar medidas preventivas para evitar que, como sucede en la actualidad, casi la mitad de los alumnos de secundaria de todo el subcontinente abandone su educación secundaria.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: