“Estamos igual o peor que antes”

En medio siglo, nadie ha logrado superarlo. Se trata de Róger Mayorga. Su nombre y leyenda evocan respeto y admiración en el futbol nacional. En el 2001 fue reconocido como el Atleta del Siglo XX en el futbol nicaragüense. El portero capitalino, quien hizo su carrera deportiva en los años sesenta, setenta y en los primeros años de los ochenta en el extranjero, está en el país. Llegó desde los Estados Unidos el primer día del año con la intención de quedarse. “Quiero establecerme aquí. Ahora vine por seis meses a ver si me adapto al modo de vida”, confiesa el exportero.

En 1976, el nicaragüense Róger Mayorga estableció un récord de 838 minutos sin permitir goles con el Motagua, marca que aún sigue vigente en la Liga Profesional de Futbol de Honduras. LA PRENSA/ MAYNOR VALENZUELA

En medio siglo, nadie ha logrado superarlo. Se trata de Róger Mayorga. Su nombre y leyenda evocan respeto y admiración en el futbol nacional. En el 2001 fue reconocido como el Atleta del Siglo XX en el futbol nicaragüense. El portero capitalino, quien hizo su carrera deportiva en los años sesenta, setenta y en los primeros años de los ochenta en el extranjero, está en el país. Llegó desde los Estados Unidos el primer día del año con la intención de quedarse. “Quiero establecerme aquí. Ahora vine por seis meses a ver si me adapto al modo de vida”, confiesa el exportero.

LA PRENSA lo entrevistó en exclusiva e hizo un rápido repaso de su carrera. Explicó porqué llegó al país de forma inadvertida, acerca de la mentalidad del jugador nicaragüense, su récord de 838 minutos sin recibir goles, que sigue vigente en el futbol hondureño después de 38 años, su transitorio paso por la selección de beisbol. Este exportero de 68 años de edad, también aclaró el debate sobre si es o no el primer nicaragüense en jugar en el futbol sudamericano.

¿Aún siente que no ha sido valorado en Nicaragua?

No creo que no me valoren, tal vez no se dan cuenta de la historia que hice. Se lee poco o no saben mucho. No lo sé.

¿En Honduras es distinto?

Por eso es que me gusta ir a Honduras, porque todo el mundo me conoce, me saluda, va prensa y televisión. Aquí es bien difícil. Uno se acostumbra a que lo traten así. Por lo menos en Honduras sé que me tratan muy bien.

¿Es incómodo no ser tratado así, aquí?

Yo me acostumbro a la vida. Así es. Tal vez tenga razón porque jugué 12 años allá y fueron de los mejores años de mi vida. Nunca jugué malos partidos. Era difícil que me hicieran goles. Fueron mis mejores épocas.

¿La federación le ha hecho algún recibimiento u homenaje?

Que yo sepa no tienen récords míos. Solo una foto. La verdad no he recibido ningún homenaje, que yo sepa, tampoco ningún reconocimiento.

[doap_box title=»Ficha» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Róger Mayorga nació en Managua el 10 de julio de 1946. Debutó con el Dínamo de Primera División en el año 1961. Se retiró en 1984 con el Súper Estrella de Danlí, en Honduras.

Luego de actuar con el Dínamo FC de la Primera División de Nicaragua, jugó en el América de Calí (Colombia), Aurora (Guatemala), Águila (El Salvador), Motagua, Marathón y Pumas de Honduras.

Para muchos, Mayorga es el mejor portero de la historia de Nicaragua y uno de los mejores en la región. En 1976 estableció el récord centroamericano de 838 minutos sin permitir goles con el Motagua. Fue superado por el tico Miguel Segura (850).

[/doap_box]

¿Cómo es su relación con los jerarcas del futbol nacional?

No los conozco. El día de la presentación del libro de (Edgar) Tijerino me presentaron al presidente de la federación (Rolando López). Me dijo que me había visto una vez en Guatemala. Pero no tuve ninguna invitación a nada.

¿Sigue al tanto del futbol nacional?

La verdad es que no estoy muy empapado. He visto algunos partidos y no me impresionan. Estamos igual o peor que antes.

¿Por qué?

Son timoratos. No atacan, entonces seguimos en la misma situación. Por lo menos antes creo que se corría más. Ahora son bien lentos. Ni se corre. Miré hace dos años a la Selección ante Panamá (eliminatorias mundialistas 2011) y no me gustó, todos timoratos.

¿A qué se debe?

Se tiene que trabajar más con Ligas Menores e ir cambiando la mentalidad de lo jugadores. Trabajar con niños y jóvenes y ayudar todo lo que se pueda. Ya con un jugador mayor es difícil cambiarle la mentalidad.

¿A qué se refiere con cambiar la mentalidad?

Aquí tenemos el problema que nos creemos menos que todos. Juguemos contra el que juguemos, llevamos el 95 por ciento de pérdida. Nicaragua no pasa del medio campo. Es raro que llegue al otro lado. Es aquel temor a no ser goleados. Tenemos que aguantar goleadas para aprender a jugar. Pueden fijarse en Panamá, era el peor de todos y ahora es uno de los fuertes.

Pero en Enrique Llena está intentado cambiar esa mentalidad

No vi el cambio. Ese día (ante Panamá) el equipo tenía que atacar más.

¿Qué piensa de su récord, aún sigue vigente en Honduras?

No es muy fácil tumbarlo. Ni yo mismo me di cuenta cuándo lo hice. Solo iba de partido a partido. Cuando vimos terminamos una vuelta sin goles. En el primer tiempo del juego 10 hubo un autogol de “Candado” Williams, que lo rompió.

¿Hubo algo que no logró en su carrera profesional?

Deportivamente lo logré todo. Solo que me hubiera gustado representar más a Nicaragua. Pero no sé, cuando me daba cuenta ni siquiera me invitaban. En 12 años que estuve en Honduras nunca me hicieron una invitación. Hacían selecciones y nunca me invitaron. No sé cómo funcionaba eso. Cuando salí de Nicaragua, nunca más lo volví hacer, a representar a Nicaragua, porque nunca me llamaron.

¿Usted siempre estaba dispuesto?

Por supuesto. A uno le gusta, pero no me llamaron, no podía hacer nada. No pregunté que pasó. No sé si hubo selecciones o no. Como así era, de repente aparecían unos equipos.

¿Entonces, solo con la Selección le quedó una deuda pendiente?

No recuerdo haber añorado algo que no haya logrado. Más bien pensé en alcanzar muchas metas que nunca había soñado, como a la edad 18 años ir a jugar a Colombia. Pensé que era broma y al final lo logré. Esa fue la mejor escuela que tuve. Ahí me enseñaron a jugar. Tenía un buen arquero que me enseñó muchos trucos y formas de jugar el marco.

¿Cuántos partidos jugó con el América de Calí?

Formé parte del róster. Fui suplente en dos partidos, en el Campín contra Millonarios y otro ante Pereira, partidos que no jugué. Era el tercer portero del equipo. Jugué en el equipo de reservas.

¿También jugó beisbol?

Tuve la suerte de estar con la Selección de Beisbol en un Panamericano como en los años setenta. Combinaba los dos deportes. Era short stop. Creo que también lo hice bien. Estuve haciendo prácticas con Cinco Estrellas y Oriental, pero la verdad es que no había muy buen pago. Entonces voy a ser profesional y no va me van a dar oportunidad más que como muchos profesionales, que solo entraban a correr y se acabaron. Por eso no quise firmar con el Oriental. Me dediqué a mi futbol y el beisbol de barrio, en el cual me pagan mi dinerito y así viví toda la vida.

¿No le costó elegir?

No. El futbol me sacó de la nada. Bien pude haber jugado beisbol, pero me pagaban más en el futbol. En el Oriental me ofrecieron 700 córdobas y en el futbol 800, y no era profesional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: