EE.UU. y Cuba celebran legado de Hemingway

Los historiadores han buscado preservar la casa justo como Hemingway la dejó poco antes de su muerte en 1961. Cabezas de animales disecados están montados sobre las paredes en un tributo a su entusiasmo por la cacería. En la mesa de una sala de espera están las botellas de licor consumidas a la mitad tal cual estaban hace más de cinco décadas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: