Obama advierte a Putin que EE.UU. impondría más sanciones a Rusia por Crimea

En una conversación telefónica con Putin "el "presidente Obama enfatizó que el 'referéndum' en Crimea, que viola la constitución ucraniana y se realizó bajo la intervención militar rusa, nunca será reconocido por Estados Unidos y la comunidad internacional", señaló la Casa Blanca en un comunicado.

El presidente Barack Obama saluda luego de una rueda de prensa en el salón Brady Press Briefing, en la Casa Blanca, Washington, DC, el 20 de diciembre de 2013.

El presidente Barack Obama amenazó con sanciones adicionales contra Rusia, advirtiendo a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que Estados Unidos y sus aliados «nunca» reconocerán la separación de Crimea decidida el domingo.

En una conversación telefónica con Putin «el «presidente Obama enfatizó que el 'referéndum' en Crimea, que viola la constitución ucraniana y se realizó bajo la intervención militar rusa, nunca será reconocido por Estados Unidos y la comunidad internacional», señaló la Casa Blanca en un comunicado.

El resultado de la votación comportará la mayor modificación del mapa europeo desde la declaración de independencia de Kosovo de Serbia en 2008.

El presidente ruso, Vladimir Putin, durante una reunión financiera en Sochi (Rusia), el 12 de marzo de 2014

Obama se sumó a las expresiones de condena de otras capitales mundiales, advirtiendo que las iniciativas rusas «violan la soberanía y la integridad territorial de Ucrania» y que, «en acuerdo con otros aliados europeos», están «preparados para aprobar más sanciones a Rusia por sus actos».

El Kremlin había dicho más temprano que la llamada había sido iniciativa de Washington, en un contexto en el que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia están en su nivel más bajo desde el fin de la Guerra Fría.

Putin respondió a Obama que el referendo es totalmente legal y «respetuoso de las normas del derecho internacional y la carta de la ONU». Los dirigentes del nuevo gobierno europeista de Kiev lo consideran ilegal porque la estratégica región del Mar Negro ha estado de hecho bajo control de fuerzas rusas desde principios de mes.

«El presidente Obama subrayó que sigue habiendo un camino claro para resolver esta crisis a través de la diplomacia, de un modo que contemple los intereses de Rusia y del pueblo de Ucrania», agrega el comunicado de la Casa Blanca.

Una mujer muestra un cartel con el mapa de la región ucraniana de Crimea coloreado con la bandera rusa, en Simferopol, el 9 de marzo de 2014

«Obama reiteró que la solución diplomática no se alcanzará mientras las fuerzas militares rusas continúen sus incursiones en territorio de Ucrania y que los ejercicios militares rusos a gran escala en la frontera con Ucrania exacerban la tensión», agregó la Casa Blanca.

Rusia debería apoyar el despliegue «inmediato» de observadores internacionales para «ayudar a evitar actos de violencia de cualquier grupo», según Washington.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: