Nada del avión de Malasia

Las autoridades malasias solicitaron ayer más ayuda internacional para continuar con la búsqueda en el océano Índico del avión desaparecido el 8 de marzo y confirmar si los restos hallados por un satélite pertenecen a la aeronave.

Kuala Lumpur/ EFE

 

 

Las autoridades malasias solicitaron ayer más ayuda internacional para continuar con la búsqueda en el océano Índico del avión desaparecido el 8 de marzo y confirmar si los restos hallados por un satélite pert

[doap_box title=»Búsqueda infructuosa» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Un avión P3 Orion de las Fuerza Aérea australiana regresó este viernes a su base después de rastrear sin resultado el lugar, señaló el director de operaciones de la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia (AMSA), organismo que lidera la búsqueda.

[/doap_box]

enecen a la aeronave.

 

Barcos y aviones de China, Japón y el Reino Unido se sumarán a los efectivos de Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos que rastrean el océano Índico en busca de los posibles restos del avión de Malaysia Airlines en el que viajaban 239 personas.

 

“Malasia continúa con su trabajo diplomático, técnico y retos logísticos que involucran la búsqueda del (vuelo) MH370”, apuntó Hishammuddin Hussein, ministro malasio de Defensa y titular interino de Transporte, en un comunicado.

 

Hishammuddin pedirá al secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, una mayor asistencia por parte del país norteamericano, que incluya efectivos para operar en las profundidades del océano.

 

Malasia también está recibiendo ayuda de los expertos franceses que recuperaron las cajas negras del avión de Air France accidentado en el Atlántico en 2009, aseguró el ministro en una rueda de prensa.

 

Aún no hay “confirmación” de que los restos detectados por un satélite australiano, a unos 2,500 kilómetros al suroeste de Australia, pertenezcan al avión de Malaysia Airlines.

 

El primer ministro australiano, Tony Abbott, advirtió ayer que se desconoce la procedencia de los objetos detectados por un satélite, que podrían ser “unos contenedores caídos de un barco”.

 

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: