Proponen otro impuesto para turistas

En la iniciativa de Ley Especial e Integral Contra la Trata de Personas se sugiere que se cobre dos dólares a cada turista que entre a Nicaragua para un fondo con el que se atenderá a las víctimas de este delito.

Debemos evitar estar creando algunos costos que pudiesen hacer menos competitivo y menos atractivo a Nicaragua como destino final de turismo. Podríamos buscar otras formas de financiar este fondo que podría estar creando la ley”. Wálmaro Gutiérrez, diputado sandinista.

Gloria Picón Duarte

[doap_box title=»Contra la trata de personas» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El diputado sandinista Carlos Emilio López explicó que la propuesta de ley especial e integral contra la trata de personas castiga la explotación sexual, el proxenetismo, la pornografía infantil, el matrimonio servil, forzado o matrimonio simulado, explotación laboral, trabajos o servicios forzados y trabajo infantil.

Otros delitos castigados son la esclavitud o prácticas análogas a la esclavitud, servidumbre, tráfico o extracción ilícita de órganos, tejidos, células o fluidos humanos, así como la participación en actividades de criminalidad organizada, utilización de menores en actividades delictivas, mendicidad o adopción irregular.

Las penas para quienes cometan delito de trata de personas será entre ocho y doce años de prisión y si hay agravantes la pena puede llegar hasta veinte años.

[/doap_box]

Algunos diputados y el sector empresarial se oponen al cobro que se pretende imponer a los turistas que ingresen a Nicaragua, a través de la propuesta de Ley Especial e Integral Contra la Trata de Personas, que fue introducida en primera secretaría de la Asamblea Nacional, el 26 de marzo de 2014, por ocho diputados sandinistas, entre ellos el jefe de la bancada Edwin Castro Rivera.

En el artículo 16 de la iniciativa de ley se propone que además de los fondos provenientes del Presupuesto General de la República, donaciones y cooperación, se cobre dos dólares a cada turista que entre al país para la creación de un fondo para la prevención, atención, protección a víctimas del delito de trata de personas, así como la investigación, persecución y sanción de dicho delito.

«SUFICIENTE CON LO QUE PAGAN»

El diputado Pedro Joaquín Chamorro Barrios, presidente de la Comisión de Turismo en la Asamblea Nacional, dijo que está en contra de ese cobro, porque los turistas ya pagan un costo por la entrada al país (diez dólares tarjeta de turismo, más otros costos) y esos cobros tienen como objetivo financiar la promoción del país como destino turístico.

“No estoy de acuerdo con que se le cargue a los turistas (los dos dólares), es suficiente con lo que ya están pagando”, dijo Chamorro Barrios.

El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez también difiere de sus compañeros de partido que hicieron la propuesta de ley e indica que no es recomendable hacer dicho cobro, por lo cual se tendrían que analizar otras formas de financiamiento para la prevención de la trata de personas y la atención a las víctimas de este delito.

Según Gutiérrez, Nicaragua ha venido “con mucho esfuerzo escalando a los primeros lugares de destino turístico” y hay que buscar como ser más competitivos, al menos en la región centroamericana.

FONDOS DEBEN SALIR DE CRECIMIENTO ECONÓMICO

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, manifestó que en este caso se quiere afectar a un sector que ha costado mucho que crezca, ya que Nicaragua está lejos de alcanzar la cantidad de turistas que llegan a otros países de la región y con esta iniciativa se estaría creando “un obstáculo (y) hay que ser responsables”.

Para Aguerri los fondos que se destinen para la prevención, atención y protección a víctimas del delito de trata de personas tienen que venir de la propia dinámica que el Gobierno le imprima al crecimiento de la economía.