Pide perdón por abusos de sacerdotes

El papa Francisco pidió “perdón” ayer en nombre de la Iglesia católica por los abusos cometidos por sacerdotes pederastas, la primera vez que lo hace desde su elección en 2013, aunque ha denunciado en varias ocasiones este crimen.

Francisco se comprometió desde que llegó al Vaticano a luchar contra la pederastia y creó una comisión para la protección de la infancia. LA PRENSA/EFE

CIUDAD DEL VATICANO/AFP

El papa Francisco pidió “perdón” ayer en nombre de la Iglesia católica por los abusos cometidos por sacerdotes pederastas, la primera vez que lo hace desde su elección en 2013, aunque ha denunciado en varias ocasiones este crimen.

“La Iglesia es consciente de este mal. No queremos dar marcha atrás en lo que se refiere a este problema y a las sanciones que deben ser adoptadas”. Al contrario, añadió, “pienso que (las sanciones) deben ser muy fuertes ¡No se juega con los niños!”, manifestó el papa al recibir a una delegación de la Oficina Internacional Católica de la Infancia (BICE) en el Vaticano”.

Benedicto XVI, predecesor de Francisco, pidió “perdón” con “insistencia” en junio de 2013 en nombre de la Iglesia por el escándalo de los abusos, que marcó su pontificado.

En enero el Vaticano fue duramente criticado por el Comité de los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas por haber protegido a algunos sacerdotes culpables y por no obligar a los episcopados a denunciar sistemáticamente los abusos.

Organizaciones de víctimas se mostraron críticas cuando en declaraciones pasadas el papa Francisco parecía echar la culpa a la sociedad. Francisco había afirmado que la pedofilia era un mal que existía también “en su gran mayoría” en la familia y en los vecindarios.

En una entrevista al Corriere della Sera, el papa había sostenido que la Iglesia “era quizá la única institución pública en haber reaccionado con transparencia y responsabilidad”. “Nadie ha hecho más. Y sin embargo, la Iglesia es la única atacada”, dijo.

Tras estas declaraciones, la asociación estadounidense de víctimas de pederastas sacerdotes (SNAP) había criticado “una mentalidad arcaica y defensiva“, acusando a Francisco de “no hacer nada, literalmente nada” para proteger a los niños.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: