Ñocarime y cerro El Chonco arden

Los incendios forestales siguen causando estragos a la flora y fauna del departamento de Rivas y Chinandega. Ahí varias manzanas de bosque han sido consumidas por las llamas, y hasta el momento las autoridades no logran sofocar los incendios.

El combate se intensificó en la reserva de Hacienda San Cristóbal-Las Rojas y Finca Banderas, último lugar de 480 hectáreas de un sistema boscoso que protege la Asociación Fuente Verde. LA PRENSA/S. MARTÍNEZ

[doap_box title=»Fuego arrasa con cerro» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Las llamas consumían ayer el último reducto boscoso del cerro El Chonco, de ochocientos metros de altura, que forma parte del complejo volcánico de la Cordillera de Los Maribios.

El cerro El Chonco, vecino del volcán San Cristóbal, tiene vital importancia por su exquisito manto freático de 12 millones de metros cúbicos de agua que genera al año.

Las llamaradas eran sofocadas por cansados héroes comunitarios en la zona oeste del volcán San Cristóbal.

El fuego bajaba ayer en la parte alta de la comarca La Joya y se divisaba a quinientos metros en la zona de reserva del volcán San Cristóbal, en la comunidad Rancherías, de Chinandega.

Las autoridades de Defensa Civil informaron que 35 ambientalistas atacaban las llamaradas; sin embargo, en la zona de fuego solo se reportó la presencia de 18 voluntarios de Asociación Fuente Verde, 27 hombres de las comarcas La Mora, San Isidro, Belén y La Bolsa y cinco de Moyotepe.

[/doap_box]

Ramón Villarreal Bello/Saúl Martínez

Los incendios forestales siguen causando estragos a la flora y fauna del departamento de Rivas y Chinandega. Ahí varias manzanas de bosque han sido consumidas por las llamas, y hasta el momento las autoridades no logran sofocar los incendios.

De acuerdo con el Plan de Contingencia de este año, 1,425,967 hectáreas de bosque están en riesgo de incendio a nivel nacional durante la temporada seca, que va de diciembre a mayo.

El último incendio reportado en Rivas ocurrió en la reserva forestal de la laguna de Ñocarime, ubicada en los municipios de Potosí y Buenos Aires. Este incendio fue detectado por vigilantes del ingenio azucarero Casur a eso de las 2:00 de la madrugada del sábado.

De acuerdo con el ingeniero Norlan Tijerino, responsable de producción agrícola de Casur, a las 6:00 de la mañana, 250 trabajadores de Casur trataron de sofocar las llamas con 71 bombas de mochila y haciendo rondas con palas para detener el avance del fuego, y horas más tarde llegaron miembros del Ejército de Nicaragua, el benemérito Cuerpo de Bomberos de Rivas, la Alcaldía de Potosí y el Marena.

“Este incendio causó gran daño a varias especies de la fauna de Ñocarime e incluso parte de la vegetación de 143 manzanas fueron destruidas por las llamas”, explicó Tijerino.

TRATAN DE CONTROLAR EL INCENDIO

El capitán Julio Arias Pasos, jefe de estación de los bomberos rivenses, dijo que 18 bomberos voluntarios con dos unidades participaron en el control de este incendio forestal, el cual lo atribuyó a la falta de responsabilidad de personas que se dedican a buscar garrobos o de personas que frecuentan el lugar y lanzaron alguna colilla de cigarro sobre un plantío de caña agria, “que son unas varillas delgadas y secas como las que se usan para los cohetes”, señaló.

El funcionario de Casur explicó que ellos colaboran con la reserva de Ñocarime, donde han reforestado el lugar y, según Tijerino, han logrado hacer crecer más de diez mil árboles de diferentes especies.

Los bomberos rivenses también reportaron un incendio forestal por el sector de Rancho Santana en Tola, donde aproximadamente cien manzanas fueron devoradas por las llamas. En esta época de verano se han sofocado incendios forestales en San Juan del Sur y cerca de la zona fronteriza con Costa Rica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: