Prometen curar el pie diabético

Después de 18 años de investigación, el científico nicaragüense José Salinas Andrade asegura que logró encontrar la fórmula para curar el pie diabético dañado o no por úlceras y así evitar la amputación.

[doap_youtube url=»http://du89eogdt5czf.cloudfront.net/wp-content/uploads/sites/55/2014/04/288x318_1398392102_250414ambNota2-3,photo01.jpg» width=»640″ height=»360″]

El doctor Rafael Salinas muestra el estado de
mejoría de uno de sus pacientes,
Domingo Chavarría, originario de Granada. LAPRENSA/URIEL MOLINA

Javier Poveda

Después de 18 años de investigación, el científico nicaragüense José Salinas Andrade asegura que logró encontrar la fórmula para curar el pie diabético dañado o no por úlceras y así evitar la amputación.

El médico no entró en detalles para especificar qué compuestos utilizó en la fórmula cuya patente aún se encuentra en proceso en Suiza. “Se trata de un químico y no de medicina natural”, aclaró el especialista en tratamiento de úlceras varicosas.

[doap_box title=»Nada con el Minsa» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El doctor Rafael Salinas, quien atiende en su clínica ubicada en Bolonia, aseveró que no tienen ningún interés de compartir el tratamiento con el Ministerio de Salud (Minsa) ni con ningún hospital “solo con personas de escasos recursos que vienen diariamente a mi clínica.

Dijo que probablemente creará una fundación”, señaló Salinas, quien omitió hablar sobre el coste del tratamiento, pero sí del precio de la consulta: 500 córdobas.

[/doap_box]

YA HAN CURADO

Salinas presentó ayer ante los medios de comunicación diversos casos de pacientes que habrían sido curados por la fórmula.

Meses de curación y varias consultas impidieron la amputación de algún miembro inferior de los afectados. Según dijo el médico hasta la fecha se han curado más de 2,500 pacientes con pie diabético.

La fórmula es aplicada a través de una cirugía cerrada no invasiva, la cual sustituye lo que tradicionalmente se conoce como lavado quirúrgico. El médico explicó que en la parte afectada se realizan dos o varias perforaciones —según el caso— con el objetivo de aplicarle todos los días la fórmula, la cual regenera el tejido afectado y mejora la circulación en la zona, “por lo tanto, hay oxigenación de forma que se facilita la regeneración”.

EL PIE DIABÉTICO

Aunque no se manejan cifras exactas sobre la cantidad de amputaciones por úlceras varicosas o por pie diabético que se realizan en nuestro país, Salinas expresó que “es muy alta”.

Esta condición es común en Nicaragua y la enfrentan las personas con diabetes a raíz de complicaciones serias de la enfermedad como el daño de los nervios y mala circulación.

La piel dañada, producto del poco flujo sanguíneo, permite que se creen ampollas que son atacadas por bacterias que provocan la infección hasta afectar el hueso, explicó el especialista.

[doap_youtube url=»http://www.youtube.com/v/C05tp8Lw5yA» width=»640″ height=»360″]
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: