“Nicaragua bendecida”

Joaquín Navarro Valls, portavoz del papa Juan Pablo II durante 22 años, es el laico que mejor conoce la vida del papa Juan Pablo II y la curia romana. Navarro Valls, de origen español, es médico y periodista de profesión. Sobre las dos visitas que el papa realizó a Nicaragua, asegura que los nicaragüenses “fueron doblemente afortunados por sus dos visitas”, la primera en 1983 y la segunda en 1996. LA PRENSA habló con él sobre la vida del papa, quien este domingo será canonizado por el papa Francisco.

El portavoz del papa, Joaquín Navarro Valls, saluda a la presidenta Chamorro, en 1996, en segunda visita del pontífice. LA PRENSA/

EMILIANO CHAMORRO

Joaquín Navarro Valls, portavoz del papa Juan Pablo II durante 22 años, es el laico que mejor conoce la vida del papa Juan Pablo II y la curia romana. Navarro Valls, de origen español, es médico y periodista de profesión. Sobre las dos visitas que el papa realizó a Nicaragua, asegura que los nicaragüenses “fueron doblemente afortunados por sus dos visitas”, la primera en 1983 y la segunda en 1996. LA PRENSA habló con él sobre la vida del papa, quien este domingo será canonizado por el papa Francisco.

—Trabajó por muchos años con el papa Juan Pablo II, ¿qué significó para usted esa experiencia?

Cuando me llamó para trabajar junto a él, sobre todo en el campo de la comunicación, no podía haber imaginado todo lo que vendría después. Fueron años de trabajo muy intenso, de tantas alegrías y en los que no faltaron también sufrimientos. Aprendí mucho de él. Posiblemente, ni yo mismo soy del todo consciente de la riqueza humana y espiritual que me transmitió en aquellos años.

¿Fue el papa Juan Pablo II para usted un hombre santo?

Desde el principio tuve esta certeza. Bastaba verlo rezar: ver en él aquella proximidad a Dios que se dejaba ver en su oración. Cuando me he preguntado alguna vez qué imagen expresa con más elocuencia la realidad de ese misterio que hay en él, sin dudar diría que es la del hombre Juan Pablo II.

¿El papa Juan Pablo aprovechó muy bien los medios de comunicación?

En una sociedad como la actual, el mensaje evangélico del que un papa es representante no puede prescindir de los medios de comunicación. Para esto me llamó a su lado al inicio del pontificado. Sabía comunicar espléndidamente, pero muchas veces tuve la sensación de que eran los medios —radio, televisión, prensa— los que estaban fascinados con Juan Pablo II: eran los periodistas los que buscaba a Juan Pablo II y no al revés.

El papa visitó dos veces Nicaragua, la primera en 1983, se vivía una guerra, vino en 1996 cuando el país vivía una transición democrática, ¿qué dijo de Nicaragua?

Le escuché hablar muchas veces de Nicaragua. La experiencia del primer viaje sirvió a él y a Nicaragua para preparar la segunda visita. Teniendo en cuenta la situación social del año 1983, hubo mucha gente incluso colaboradores del papa que le desaconsejaban venir a Nicaragua. Pero Juan Pablo II, quien sabía perfectamente lo que podría pasar, decidió venir. Años después regresó una segunda vez. Ustedes fueron doblemente afortunados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: