Dalila Marquines (al centro), mejor conocida como “La Popó”, es muy conocida por su trabajo social y a favor de los derechos humanos. LA PRENSA/ ARCHIVO.

La tía “Popó” de Bluefields

El sábado 8 de enero del 2011, la cárcel de Bluefields fue un campo de batalla. De un lado, los barrotes eran azotados con palos y tubos de reos furiosos que tenían miles de reclamos. Del otro lado estaban los policías, había varios tirados en el suelo, con las pistolas apuntando hacia el griterío que prometía una rebelión eterna. La tensión pudo acabar en sangre hasta que entró en escena “La Popó”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: