El arte de la ceramista

Más de ochenta piezas, entre cerámicas, artesanías, esculturas, vitrales, mosaicos, óleos y esculturas, expone en su primera retrospectiva Rossi López Huelva, artista multifacética nacida en 1933 y considerada una de las primeras mujeres que se dio a conocer en los años sesenta en la Escuela de Bellas Artes, en Nicaragua.

Vitral, de Rossi López. LA PRENSA/Arnulfo Agüero

Más de ochenta piezas, entre cerámicas, artesanías, esculturas, vitrales, mosaicos, óleos y esculturas, expone en su primera retrospectiva Rossi López Huelva, artista multifacética nacida en 1933 y considerada una de las primeras mujeres que se dio a conocer en los años sesenta en la Escuela de Bellas Artes, en Nicaragua.

Rodrigo Peñalba, Omar D’León, Francisco Pérez Carrillo, Armando Morales y el escultor Noel Flores, entre otros, fueron los colegas de su tiempo con lo que esta maestra se educó. Así con personalidades del mundo artístico, como el grabador mexicano José Luis Cuevas, y el curador José Gómez Sicre, jefe de Artes Visuales de la Unión Panamericana.

Sus obras abstractas pintadas con óleo, dice López, tocan temas que rememoran los días que pasó en la cárcel por protestar contra el régimen militar de Anastasio Somoza García, año en que sucedió la masacre de los estudiantes de 1959. Una de sus obras abstractas la tituló Alma, otra se relaciona con su intimidad, y llamó Mi ser.

[doap_box title=»TOME NOTA» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Inauguración de la retrospectiva Homenaje a Rossi López, martes 17 de junio, a las 6:00 p.m., en el Salón de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío. Clausura el 27 junio.

[/doap_box]

OBRAS EN MOSAICO

En cuanto a las obras tratadas con mosaicos, la más reciente es Guardabarranco con sacuanjoche; esta misma técnica ha empleado para crear sobre las mesas obras de mosaicos semifigurativas, al igual que en lámparas.

Otros de sus temas son los retratos, de los cuales presentará una colección, en ella incluye al líder cubano Fidel Castro, “pero visto desde su ancianidad”, dice la artista. Otros de sus personajes son el fundador del FSLN, Carlos Fonseca Amador; asimismo expondrá imágenes de El Güegüense, y mujeres vendedoras.

“El pintar y realizar estas obras y verlas reunidas a mis 81 años de vida es emocionante, porque me siento que no estoy finalizando la vida, sino iniciándola con intensidad cada día”, expresa con optimismo López, quien ha invitado al músico Ronald Pereira para que anime la inauguración de la retrospectiva.

VIDA EN BREVE

Rossi López vivió una temporada en México y se trasladó a Cuba, donde residió veinte años de su vida de exilio. En este país, refiere la artista, estudió cerámica en la Escuela de Arte Cubanacán. Trabajó en el Museo Nacional, dirigido por la ceramista Marta Arjona, así también en la Dirección de Artes Plásticas del Ministerio de Cultura de Cuba, e impartió clases a maestros y artistas sobre estas técnicas.

A su regreso a Nicaragua en los años ochenta recibe el respaldo del poeta Ernesto Cardenal, entonces ministro de Cultura, y funda la Dirección de Artes Plásticas y Diseño, desde donde se encargó de organizar a los grupos de artesanos. Se retira, y dedica a pintar sus abstractos y trabajar sus vitrales, esculturas y mosaicos; años después funda un taller de vitrales y cerámicas, tarea que comparte con Carlos Pérez López.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: