Desafiante

Jennifer López recuerda aquellos días en los que su casa disquera asignó un millón de dólares para sus vídeos musicales. Hoy, la estrella de origen puertorriqueño está tratando de crear la misma magia con una décima parte de ese monto.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: