Centroamérica busca reunión con Kerry por crisis de niños migrantes

Guatemala, El Salvador y Honduras pretenden reunirse con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, el martes en Panamá, para insistirle que la "reunificación familiar" es la salida para los niños migrantes detenidos.

SAN SALVADOR/AFP

Guatemala, El Salvador y Honduras pretenden reunirse con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, el martes en Panamá, para insistirle que la «reunificación familiar» es la salida para los niños migrantes detenidos.

«Estamos tratando de buscar una reunión trinacional, o sea del Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) más Estados Unidos, al más alto nivel posible (con Kerry)», aseguró el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, en una rueda de prensa.

La cita para ventilar el caso de los miles de niños centroamericanos que ingresaron a Estados Unidos en forma ilegal y sin acompañantes adultos se produciría al margen de la toma se posesión del nuevo presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

Los tres países centroamericanos mantienen la posición de que el caso de los infantes se pueda dirimir «bajo el principio de la reunificación familiar», en virtud de que muchos de los niños migrantes tienen a su padre o a su madre en Estados Unidos, según Martínez.

«Por ejemplo, si un niño tiene a sus dos padres en Estados Unidos, la lógica indica que ese niño o niña debe quedarse en Estados Unidos», explicó.

Martínez insistió que los tres países trabajan «arduamente» para que la reunión se pueda realizar y sería en «seguimiento» al encuentro que sus presidentes o delegados celebraron el 20 de junio en Guatemala con el vicepresidente estadounidense Joe Biden, quien aseguró que los infantes serán deportados.

«Respetamos la posición que tengan las autoridades norteamericanas, nosotros tenemos nuestra propia posición y creemos que en base a los antecedentes de casos que han ocurrido y en base a la conversación que tuvimos con el vicepresidente Biden se pueden estipular situaciones en las cuales se logra la reunificación familiar», comentó Martínez.

Ante Kerry, las tres naciones centroamericanas insistirán en que se «aseguren» los derechos fundamentales de los niños y que las condiciones de los improvisados refugios donde se encuentran sean «suficientemente buenas» mientras se dilucida «caso por caso».

Cifras estadounidenses indican que del 1 de octubre de 2012 al 30 de septiembre de 2013 fueron interceptados 24.493 menores que ingresaron clandestinamente a Estados Unidos sin compañía de un adulto. Pero en los ocho meses siguientes la cifra trepó a más de 47.000, un fenómeno que el presidente Barack Obama ha calificado de crisis humanitaria.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: