Honduras precisa un sistema integral de control de armas

Honduras, el país con la tasa más alta de homicidios del mundo, requiere un "sistema integral de control de armas" pero "no se logra visualizar un interés real" de las autoridades, advirtieron este martes expertas que presentaron un estudio.

TEGUCIGALPA/AFP

Honduras, el país con la tasa más alta de homicidios del mundo, requiere un «sistema integral de control de armas» pero «no se logra visualizar un interés real» de las autoridades, advirtieron este martes expertas que presentaron un estudio.

«Debemos hablar de un sistema integral de control de armas y municiones» pero, «pese a que la violencia y la incidencia delictiva armada están teniendo serias repercusiones en la sociedad hondureña, no se logra visualizar un interés real en dar una respuesta», expresó Leyla Díaz, autora de una investigación sobre tenencia de armas en Honduras y que se ha presentado en el Octavo Congreso de Investigación Científica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Díaz lamentó que las autoridades, en lugar de ejercer un control mayor de las armas, establecen amnistías que permiten el registro sin requerir documentos de adquisición.

Arabeska Sánchez, investigadora del Observatorio de la Violencia de la UNAH y experta en balística, dijo a la AFP que se estima que en Honduras circulan alrededor de un millón de armas de fuego, la mayoría ilegales.

A su vez, Migdonia Ayestas, directora del Observatorio de la Violencia, deploró en el congreso que en Honduras «no hay control de las armas de fuego que se usan en los crímenes», pese a la elevada tasa de homicidios.

«En un país donde la tasa de homicidios del 2013 fue de 79 por cada 100,000 habitantes, la mas alta del mundo, y que las armas de fuego estén en 81,6% de los delitos, ya requieren mayores controles de las armas», advirtió.

Detalló que entre 2005 y 2013 se registraron en el país 47.862 homicidios.

Según Díaz, «la falta de un sistema de control eficaz de los armamentos en circulación está permitiendo la proliferación ilegal» de esos instrumentos, «en un país con regiones con patrones culturales» donde se considera costumbre llevar armas por seguridad.

La experta recordó que desde 1973, el Instituto de Previsión Militar (IPM) ha tenido el monopolio de la importación y venta de armas a través de sus tiendas «La Armería» y que las zonas donde las vende registran las tasas más alta de homicidios.

Indicó que entre 1975 y 2012, «La Armería» vendió 180.147 armas de fuego, aunque las armas entran a Honduras también en barcos, por aduanas, puntos ciegos de las fronteras y hasta por agencias de envíos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: