Inspiración oriental

Aportes del estilo decorativo japonés pueden hacer de nuestro hogar un espacio donde no queramos salir. La decoración japonesa, por ejemplo está sustentada por el minimalismo, por lo que tiene muebles justos, accesorios contados, paredes totalmente despejadas y unas zonas amplias de paso serán los elementos principales, y por supuesto, un orden absoluto.

El minimalismo siempre está presente en la decoración japonesa. Da un aspecto de orden y armonía al hogar. LAPRENSA/THINKSTOCKPHOTO

Aportes del estilo decorativo japonés pueden hacer de nuestro hogar un espacio donde no queramos salir. La decoración japonesa, por ejemplo está sustentada por el minimalismo, por lo que tiene muebles justos, accesorios contados, paredes totalmente despejadas y unas zonas amplias de paso serán los elementos principales, y por supuesto, un orden absoluto.

Para poder lograr una buena decoración japonesa, debes basarte en la sobriedad, la sencillez y la naturalidad y, por ello, los elementos que busques tendrán que ser sencillos y de líneas depuradas.

[doap_box title=»LA LUZ» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Para seguir con este estilo oriental, más inclinado a lo japonés, puedes introducir también paneles de papel, como el Shoji, que están hechos de papel de arroz y madera o bambú, los cuales sirven para esconder algún elemento que no quieres que se vea al entrar en una habitación. Los paneles también pueden servir como filtros para las ventanas porque dan privacidad y aún así permiten que entre la luz natural, recomienda el portal de Vivir Hogar.

[/doap_box]

COLORES Y MATERIALES

La madera, el bambú, el algodón, el lino o el papel de arroz serán los materiales más usados en el estilo japonés, algo que difieren completamente del estilo minimalista. Por su parte, los colores que utilizaremos serán los que se corresponden con la gama de los neutros, como lo son el blanco, el beige, el marrón claro y, para darle un toque de color podremos pintar alguna pared con un color como el rojo, el verde o el azul.

LOS MUEBLES

Con respecto a los muebles, por supuesto, deben ser de fibras naturales y deberás elegir muebles con elementos de corte bajo, como por ejemplo divanes y camas con plataformas, ya que gran parte del día se desarrolla en el suelo. Por eso mismo, este es también un elemento a tener en cuenta, poniendo en él superficies de madera, o bien sustituir estas por alfombras.

MÁS DETALLES

Lo que tampoco puede faltar en tu casa son los cojines y futones, así como optar por muebles multifuncionales, aquellos destinados a más de un uso, como lo es un cofre que puede servir de simple banco o para guardar cosas y, como hemos dicho, mantener la estancia totalmente despejada.

ACCESORIOS PARA EL HOGAR

Como accesorios meramente decorativos podrás usar ikebanas, velas, farolillos de papel de arroz, fuentes de agua o diversas plantas naturales. También puedes colgar telas elegantes, como la seda, que puedes usar a modo decorativo o como cortinas.

En estas últimas tendrás que seguir con la línea de colores que has estado utilizando en toda la estancia. Elige ilustraciones basadas en la naturaleza para dotar al espacio de serenidad, con elementos como flores de cereza que son muy comunes en este ámbito.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: