Los transportistas reportan que los asientos son los accesorios más dañados por las personas que utilizan los buses en viajes públicos o privados. LA PRENSA/ GUILLERMO FLORES

Ofensiva para no quedar a pie

Ante el deterioro progresivo de las unidades del transporte capitalino, los representantes del sector preparan una ofensiva que busca alargar la vida útil de estos vehículos que trabajan a diario cerca de 15 horas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: