EE.UU. advierte a comercios sobre software maligno

El Departamento de Seguridad Nacional advirtió el viernes que más de 1,000 establecimientos comerciales podrían tener un nuevo programa de índole perniciosa oculto en sus cajas registradoras que permite a ciberpiratas robar datos financieros de sus clientes.

WASHINGTON/AP

El Departamento de Seguridad Nacional advirtió el viernes que más de 1,000 establecimientos comerciales podrían tener un nuevo programa de índole perniciosa oculto en sus cajas registradoras que permite a ciberpiratas robar datos financieros de sus clientes.

La dependencia advirtió a comercios de todos los tamaños que deben revisar sus sistemas de cobro en busca del software «Backoff».

Hace unos días, United Parcel Service (UPS) informó que había detectado computadoras infectadas en 51 tiendas. La compañía agregó que no conocía de ningún fraude como resultado de la infección, pero dijo que los hackers pueden haberse robado nombres, direcciones postales y electrónicas, así como información de tarjetas de pago de los clientes.

La compañía se disculpó y ofreció servicios de protección de identidad y monitoreo de crédito a los clientes que compraron en esas 51 tiendas.Backoff fue descubierto en octubre, pero según el Departamento de Seguridad Nacional no fue identificado por programas antivirus hasta este mes.La noticia es el desarrollo más reciente en la batalla entre minoristas y hackers.

El gigante minorista Target, con sede en Minneapolis, fue golpeado por hackers el año pasado y reveló en diciembre que el robo de datos comprometió 40 millones de cuentas de tarjetas de crédito y débito entre el 27 de noviembre y el 15 de diciembre. El 10 de enero informó que los piratas habían robado información personal a un máximo de 70 millones de clientes. La compañía está acelerando un plan de 100 millones de dólares para implementar tecnología de lectura de tarjetas de crédito con chips en sus 1,800 tiendas.

Esta tecnología es más segura que la de banda magnética que usan la mayoría de los estadounidenses y ya se ha implementado en Europa y muchas otras partes.

El miércoles, Target anunció que sus ganancias del segundo trimestre bajaron 61,7% porque todavía sufre las consecuencias del robo informático, así como una fracasada expansión en Canadá y una baja en las ventas.

Backoff no es un programa único. Al igual que otros similares creados para robar información financiera a clientes de tiendas minoristas, el software penetra las computadoras de compañías por puntos de acceso remoto mal protegidos y hace que los usuarios de las computadoras bajen el programa. Pero su amplia implementación por parte de hackers y sus repetidas actualizaciones en los últimos seis meses lo convierten en una amenaza seria a los consumidores y empresas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: