Roberto Bendaña planea regresar a Nicaragua

Roberto Bendaña, prófugo de la justicia nicaragüense, permanece a la espera que el Ministerio Público, otorgue un finiquito del proceso judicial que enfrenta y le levanten las restricciones impuestas, luego que su cuñado Alvaro Montealegre, pagó los 526 mil dólares, a las monjas Teresianas, en mayo pasado.

Fotografía de Roberto Bendaña, prófugo de la justicia nicaragüense quien planea regresar a Nicaragua. LA PRENSA/Judith Flores

Judith Flores

Corresponsal Miami

edicion.digital@laprensa.com.ni


 

Roberto Bendaña, prófugo de la justicia nicaragüense, permanece a la espera que el Ministerio Público, otorgue un finiquito del proceso judicial que enfrenta y le levanten las restricciones impuestas, luego que su cuñado Alvaro Montealegre, pagó los 526 mil dólares, a las monjas Teresianas, en mayo pasado.

 

Bendaña enfrenta causa por los delitos de estafa agravada y ofrecimiento fraudulento de certificados por el caso de las monjas Teresianas, junto a Alvaro Montealegre y Hugo Paguaga.

Bendaña se fugó en las narices de la Policía nacional, de su residencia donde permanecía bajo arresto domiciliar a finales de diciembre del 2013, al considerar que se enfrentaba a un proceso parcializado. Desde hace nueve meses permanece en Texas, Estados Unidos.

 

Montealegre retornó el dinero a las monjas, a través de la Fiscalía, el pasado 19 de mayo. Tres meses han pasado de la entrega del dinero, y esa institución de gobierno no ha ofrecido una resolución final del caso.

 

 “Se hizo el pago y el Ministerio Público permanence en silencio. El 20 de mayo pasado, les fue cancelada la deuda a las hermanas Teresianas, y entiendo que ellas retiraron la denuncia que habían interpuesto ante la Fiscalía”.

 

Bendaña sostiene que con el pago del dinero a las monjas, él ya no tendría causa pendiente porque en los otros casos que enfrenta Montealegre y Paguaga, no fue vinculado.

 

 “El ministerio público lo sabe. Lo único que pudieron encontrar fue los dos cheques de una transaccion de las inversiones que hicieron las hermanas Teresianas, que le prestaron a la empresa Don Paco S.A. de la que –yo- era socio minoritario, y en la que tuve participacion al inicio de la empresa como miembro directivo“.

 

Quiere regresar

 

Ahora que el caso está resuelto con las monjas Teresianas, Bendaña desea reresar a Nicaragua, y retomar la actividad política que desarrolló hasta un año atrás antes de ser acusado por las monjas.

 

Dice que quiere servir a Nicaragua, poder optar a un cargo de elección popular sin descartar la presidencia de la República, o hacer política a través de organizaciones sociales.

 

“Mi familia y mis hijos están allá, mi vida es allá, quiero participar en la política. De cara al próximo proceso electoral hay muchas demandas que cambiar, las condiciones para que hayan elecciones auténticas“, dijo Bendaña.

 

Sostiene que es necesario un proceso de elecciones primarias, y en torno al reciente acuerdo de unidad entre los liberales, lo valoró como un avance positivo, pero cree necesario la promoción de nuevos rostros en la política nacional y ampliar la unidad a otros grupos y partidos “que presione para que haya cambios en el Consejo Supremo Electoral, de lo contrario sería complicidad ir a elecciones en el 2016, con las actuales condiciones“.

 

El Consejo Electoral en manos del partido de gobierno, enfrenta serios señalamientos de fraude en las cuatro últimas elecciones.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: