Activistas se dejan arrestar

Cerca de 140 activistas a favor de una reforma migratoria justa se dejaron arrestar ayer frente a la Casa Blanca en un acto de desobediencia civil para reclamar al presidente Barack Obama un alivio para los 11,000,000 de indocumentados que corren el riesgo de ser deportados.

Algunos de los arrestados frente a la Casa Blanca. LA PRENSA/ EFE/ MICHAEL REYNOLDS

Washington/ EFE

Cerca de 140 activistas a favor de una reforma migratoria justa se dejaron arrestar ayer frente a la Casa Blanca en un acto de desobediencia civil para reclamar al presidente Barack Obama un alivio para los 11,000,000 de indocumentados que corren el riesgo de ser deportados.

Las detenciones fueron la culminación de una marcha que comenzó ante la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) para pedir a Obama que legalice “a la mayor cantidad de inmigrantes como le sea posible”.

El director ejecutivo de la organización Casa Maryland, Gustavo Torres, dijo que el presidente estadounidense “puede y debe” detener las deportaciones, que separan a familias enteras.

A finales de junio, Obama manifestó que tomaría acciones ejecutivas antes de que acabara el verano para arreglar lo máximo posible el sistema de inmigración, pero ayer expresó que algunas crisis en los últimos meses “afectan al cronograma” anunciado en junio y evitó establecer una fecha aproximada.

Los activistas se dirigieron desde la sede del ICE a la Casa Blanca, donde protagonizaron un acto de desobediencia civil: se sentaron frente a la verja que circunda la residencia presidencial y fueron arrestados entre los aplausos de los centenares de personas que participaron en la marcha.

Con más de 52 eventos en agosto en todo el país, este acto de desobediencia civil culmina las movilizaciones para presentar estas demandas y ejercer influencia ante el esperado anuncio de medidas ejecutivas por parte de Obama, previsto para el final del verano.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: