Poco presupuesto a educación inclusiva

Señalan que el Ministerio de Educación no tiene estadísticas de la niñez y adolescencia con alguna discapacidad y que sean parte del sistema educativo, y que falta capacitación a los maestros en el sistema braille y el lenguaje de señas.

Los maestros de las escuelas del Caribe nicaragüense, sobre todo en la parte norte, indican que existen problemas para la atención de la niñez y adolescencia con discapacidad, aseguró la procuradora Rosa Salgado. LA PRENSA/ ARCHIVO

Elízabeth Romero

edicion.digital@laprensa.com.ni

La asignación de presupuesto por parte del Ministerio de Educación (Mined) a la dirección de educación especial es poca o nula, aseguró la procuradora especial de Discapacidad, Rosa Salgado. La funcionaria consideró que el recorte presupuestario efectuado por la Asamblea al presupuesto de educación afectará más la educación inclusiva en las escuelas públicas.

La Procuraduría de Defensa de Derechos Humanos (PDDH) presentó este 28 de agosto un informe sobre el seguimiento a una fiscalización efectuada a las escuelas públicas de Nicaragua en 2011 sobre la educación inclusiva.

[doap_box title=»Problemas en el Caribe» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El Ministerio de Educación (Mined) menciona que 155 maestros han sido capacitados en lenguaje de señas, pero aún necesitan mayores esfuerzos, expresó la procuradora Especial de Discapacidad, Rosa Salgado.

Mencionó la funcionaria que en la costa Caribe, por ejemplo, es una de las zonas de Nicaragua donde existe mayor problema para la atención a los niños, niñas y adolescentes con discapacidad, pues cabe mencionar no todos saben el lenguaje de señas.

[/doap_box]

En esa ocasión, una de las recomendaciones efectuadas al Mined fue establecer un rubro de presupuesto especial para fortalecer la educación inclusiva en las escuelas públicas, pero esto solo se cumplió en un 56%.

Y aunque el informe estimó avances significativos en la materia, Salgado dijo que aún el Mined no cuenta con un diagnóstico, ni estadísticas de la niñez y adolescentes que presentan alguna discapacidad que forman parte del sistema educativo.

Otro de los pendientes que mencionó Salgado es la falta de capacitación a los maestros en el sistema braille y el lenguaje de señas, para que puedan impartir clases a menores ciegos y sordos, así como la falta de materiales necesarios para que los maestros puedan impartir sus clases.

Recordó Salgado que la fiscalización, gracias al auspicio de Save The Children, concluyó en 2011 con una serie de recomendaciones y precisamente una de las mismas fue la realización de un diagnóstico sobre el tipo de discapacidad de los niños que están en las aulas. Esto sería realizado con alianzas con el Ministerio de Salud (Minsa); sin embargo, esto no ha sido concluido.

Y recordó que las recomendaciones que hicieron en 2011, “tenía que ver en principio con llevar estadísticas, registros de los niños y adolescentes con discapacidad que están estudiando y que se haga una clasificación objetiva y coordinada con el Minsa para no tener presunción de que si el niño tiene o no discapacidad, sino que el Minsa garantice el diagnóstico del niño”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: