Pinos atacados por otro gorgojo

Unas 35 hectáreas de bosques de pino en los municipios de Macuelizo, Dipilto y Mozonte, departamento de Nueva Segovia, son atacadas por una plaga de gorgojo descortezador Dectroctonus Frontalis secundario, conocido como Ips ssp.

Teodoro Ramos Olivera, inspector ambiental del INPSA, consideró que el gorgojo está bajo control y no está a niveles de epidemia. LA PRENSA/CORTESÍA

Alina Lorío L.

Unas 35 hectáreas de bosques de pino en los municipios de Macuelizo, Dipilto y Mozonte, departamento de Nueva Segovia, son atacadas por una plaga de gorgojo descortezador Dectroctonus Frontalis secundario, conocido como Ips ssp.

Una comisión conformada por funcionarios del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), el Instituto Nacional Forestal (Inafor) y Instituto Nicaragüense de Protección y Sanidad Agropecuaria (INPSA), visitó la semana pasada las áreas afectadas.

[doap_box title=»Pino amarillo» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El gorgojo Ips ssp penetra el árbol, lo coloniza y succiona los nutrientes, en poco tiempo cambia de color la acícula (la hoja) del pino que pasa de verde a amarilla y es la etapa más peligrosa, porque el árbol se muere. Los técnicos de la localidad deducen que los calores en un bosque debilitado por los incendios forestales contribuyen a la proliferación del gorgojo y sumado a la sequía somete a estrés al árbol.

[/doap_box]

Sergio Gutiérrez, propietario de 105 hectáreas en la comunidad de Alcántara, Dipilto, tiene dos hectáreas afectadas. Sostuvo ante esa comisión que ya había notificado el problema a los técnicos de la Alcaldía y Marena, quienes acudieron a lo inmediato para hacerle las recomendaciones de control de la plagas.

Victor Manuel Enrique Contreras, propietario de Sabana Verde, en Ococona, Macuelizo, reportó dos hectáreas afectadas y manifestó a las autoridades su preocupación por el impacto negativo en la baja la calidad, el precio y comercialización de la madera.

Otras 19.7 hectáreas en Las Minas son afectadas en Mozonte, en sitios de pinares ubicados en el Área Protegida de la Cordillera Reserva Natural Dipilto-Jalapa.

Nelson Hernández, delegado distrital del Inafor en la Región I Las Segovias, dijo en medios locales que se trata de un gorgojo cuyo ataque es lento, no agresivo ni destructivo y que por lo tanto “no es motivo de alarma porque está en sus límites normales”.

El gorgojo descortezador Dendroctonus frontalis  provocó hace 14 años aproximadamente una de las mayores catástrofes en los bosques de pino en el departamento de Nueva Segovia. Una invasión de gorgojos sin precedentes en toda la región centroamericana destruyó unas 90,000 hectáreas de pinares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: