Tico vendía documentos migratorios falsos a nicaragüenses

Autoridades migratorias, judiciales y de inteligencia de Costa Rica, capturaron esta mañana a un tico considerado como uno de los mayores fabricantes y distribuidor de documentos falsos a nicaragüenses con valor de hasta más de 130 dólares.

Foto del tico detenido por vender documentos falsos a extranjeros. CORTESÍA DGME.

Josué Bravo
Corresponsal / Costa Rica
edicion.digital@laprensa.com.ni

Autoridades migratorias, judiciales y de inteligencia de Costa Rica, capturaron la mañana del 22 de septiembre a un tico considerado como uno de los mayores fabricantes y distribuidor de documentos falsos a nicaragüenses, con valor de hasta más de 130 dólares.

Conocido como “Tiyo”, el tico de apellido Castillo Barquero fue capturado por la  Unidad de Investigaciones de la Policía Profesional de Migración, con la colaboración del  Dirección de Inteligencia Policial (Dipol) del Ministerio de Seguridad Pública y la Fiscalía Especializada de Fraudes del Ministerio Público.

Su captura ocurrió al momento que entregaba a un nicaragüense un documento migratorio falso, frente al Hospital México en la Uruca, San José.

Tiyo se dedicaba a la falsificación, venta y distribución de permisos de trabajo y  cédulas de residencia.  Los extranjeros, principalmente nicaragüenses, adquirían los documentos para identificarse en diferentes empresas y así ser contratados en distintas labores, según Migración.

Cuando ofrecía su ilegal servicio, el costarricense  indicaba a los interesados  que los documentos eran legítimos,  gestionados y emitidos por la Dirección General de Migración y Extranjería.

Quienes los recibían cancelaban a Castillo 30 mil colones por un permiso de trabajo (más de 50 dólares)  y 70 mil colones por una cédula de residencia (más de 130 dólares).  

Generalmente estos documentos los entregaba en alrededores del Parque de la Merced o a  las afueras de la Dirección General de Migración y Extranjería.

Hoy fue la segunda ocasión que Castillo cae por falsificación de documentos. La policía lo había capturado en mayo del 2012, cuando se le allanó su casa. Ahí  los agentes encontraron evidencias vinculadas a su actividad delictiva; entre ellas impresoras especiales, computadoras y sellos falsos de migración.

Por esta causa Castillo está aún espera juicio. Esta mañana la policía le decomisó un permiso laboral falso, billetes marcados por fiscalía y dinero en efectivo.

Ahora deberá enfrentar cargos por venta y distribución de documentos de identificación migratorios falsos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: