Estado Islámico habría decapitado al británico Alan Hening

El video divulgado en internet parece mostrar a un combatiente del Estado Islámico decapitando al rehén británico Alan Henning y amenazando a otro rehén estadounidense, el cuarto asesinato de este tipo perpetrado por el grupo extremista.

Imagen tomada del video difundido por el Estado Islámico, donde muestra al británico Alan Hening antes de ser ejecutado. LA PRENSA/AFP

Un video divulgado en internet parece mostrar a un combatiente del grupo Estado Islámico decapitando al rehén británico Alan Henning y amenazando a otro rehén estadounidense, el cuarto asesinato de este tipo perpetrado por el grupo extremista que ahora es blanco de ataques aéreos comandados por Estados Unidos.

El video es similar a otros videos de decapitación grabados por el grupo Estado Islámico, que ahora ocupa un amplio territorio a lo largo de la frontera entre Siria e Irak. Termina con un combatiente de Estado Islámico que amenaza a un hombre al que identifica como un estadounidense.

«Obama, usted ha iniciado su bombardeo aéreo de Shams (Siria), que sigue golpeando a nuestro pueblo, así que es apenas correcto que nosotros ataquemos el cuello de su gente», dice un miliciano enmascarado.

The Associated Press no pudo verificar de inmediato la autenticidad del video, aunque fue divulgado de la misma manera que otros vídeos del grupo Estado Islámico y el enmascarado se escuchaba similar al que perpetró las demás decapitaciones.

Ni la oficina británica de asuntos exteriores ni los funcionarios en Washington hicieron comentarios de inmediato.

Este es el cuarto video de este tipo que divulga el grupo Estado Islámico. Las decapitaciones no se muestran por completo en los videos, pero el miliciano, que habla en inglés con acento británico, sostiene un largo cuchillo y parece comenzar a cortar a los tres hombres: los reporteros estadounidenses James Foley y Steven Sotloff y el cooperante británico David Haines.Henning, de 47 años, apodado «Gadget», se había unido a una caravana de ayuda y fue secuestrado el 26 de diciembre, poco después de haber cruzado la frontera entre Turquía y Siria.

A comienzos de esta semana, la esposa de Henning, Barbara Henning, pidió a los milicianos en un ruego por televisión: «Por favor libérenlo. Lo necesitamos de regreso en casa».

Decenas de líderes musulmanes en Gran Bretaña han urgido al grupo Estado Islámico a liberar a Alan Henning.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: