Presión provocó barrida en Mined

La advertencia del Banco Mundial (BM) al gobierno de Nicaragua sobre el atraso que sufre el programa de infraestructura escolar de este año, que incluso pone en riesgo el cumplimiento de la estrategia de cuatros años que financia el organismo en esa área, sería la razón principal de la intervención y reestructuración del Ministerio de Educación (Mined).

Luis Constantino, representante del Banco Mundial en Managua. LA PRENSA/J. TORRES

[doap_box title=»ESPERAN SUS
LIQUIDACIONES» box_color=»#336699″ class=»aside-box»] E l jueves de la semana pasada unos veinte de los más de cien extrabajadores del Mined, llegaron a esa institución en busca de información sobre sus liquidaciones, sin embargo, las autoridades de Caja y Recursos Humanos no los atendieron. Tampoco les informan si las gestiones para liquidarles están en curso o no.
“No tengo información de trámite de destituciones y pagos todavía”, dijo brevemente el ministro de Hacienda, Iván Acosta, al ser abordado el miércoles pasado por LA PRENSA.
[/doap_box]

La advertencia del Banco Mundial (BM) al gobierno de Nicaragua sobre el atraso que sufre el programa de infraestructura escolar de este año, que incluso pone en riesgo el cumplimiento de la estrategia de cuatros años que financia el organismo en esa área, sería la razón principal de la intervención y reestructuración del Ministerio de Educación (Mined).

Esta acción desde el Gobierno central vino acompañada con el despido de más de cien trabajadores del Mined y la destitución de los viceministros de Educación, Marlon Siú y Norma Irías, el director de Adquisiciones, Freddy Reyes Sandoval, y el director administrativo financiero, Salvador Cruz.

“Hicimos una revisión de todo nuestro portafolio de cooperación en Nicaragua, y (con) el Mined, parte de nuestro programa es hacer infraestructura escolar y ese componente no estaba funcionando muy bien”, afirmó Luis Constantino, nuevo representante del Banco Mundial en Nicaragua.

La intervención al área de adquisiciones e infraestructura del Mined y su reestructuración tomará por lo menos un mes. Ese es el tiempo que le fue notificado por el Ministerio de Hacienda a Constatino.

Explicó el funcionario a este Diario que desde hace meses vienen señalando a las autoridades del Mined y de Hacienda los atrasos en los desembolsos de parte del organismo para los proyectos de escuelas que financia, que no avanzan conforme lo planeado.

El programa de infraestructura escolar es el segundo que más fondos recibe del BM en Nicaragua, con una cartera de ochenta millones de dólares, habiendo participación de fondos de la Unión Europea y la Alianza Global para la Educación.

Esos recursos financian el segundo Proyecto de Apoyo al Sector Educativo (Pasen) y Programa de Apoyo al Sector Educación en Nicaragua (Prosen), y es para desarrollarse en cuatro años como parte de la estrategia de cooperación del organismo con el país.

CONSULTORES PIDIERON INVESTIGAR

La intervención del Mined se produjo a finales de septiembre, cuando el Gobierno envió a un grupo de “interventores del INSS”. Y entre el 2 y 3 de octubre unos 122 trabajadores de las Divisiones de Adquisiciones en Infraestructura escolar del ministerio fueron obligados entregar sus cartas de renuncias a solicitud de la Dirección de Recursos Humanos.

Fueron despedidos también cinco consultores pagados por organismos internacionales. Constantino confirmó la renuncia de los consultores que el BM pagaba, no precisó cuántos.

Pero informó que “hubo unas quejas de esos consultores” sobre el programa de infraestructura escolar. “Tenemos todo un procedimiento para investigaciones de quejas que vienen de casos de esto, ese es un departamento del Banco que se está investigando (en Washington, sede del organismo), no sé qué saldrá”, refirió.

PROGRAMA EN RIESGO

Desde la oficina del organismo en Managua se alertó al Gobierno del riesgo de que el programa 2014 no se logre conforme lo planificado por el retraso de la ejecución. Y es que apenas el 19.7 por ciento era el avance del Programa de Inversión Pública (PIP) del Mined hasta junio pasado.

“Nos preocupaba que los desembolsos para infraestructura escolar se estaban atrasando. De nuestros planes vimos el riesgo que el proyecto podría no desembolsar todo lo que estamos manejando para el año, debido a tasas de desembolsos más lentas”, refirió Constantino.

Inicialmente el PIP en 2014 del Mined presupuestó 760 millones de córdobas para ejecutar 151 proyectos, entre reemplazo, rehabilitación y mejoramiento de los colegios e institutos públicos. Pero hasta junio pasado solo 14 proyectos tenían algún avance, según el informe de ejecución presupuestaria publicado por Hacienda.

Este fue uno de los motivos del recorte de 71.6 millones de córdobas al PIP del Mined en la reforma del Presupuesto, aprobada en agosto, siendo de fondos de la Unión Europea.

Pero el riesgo es afectar todo el programa de infraestructura escolar de cuatro años que respalda el BM, por ello el organismo espera que una vez concluya la reestructuración del Mined se aceleren las obras.

“Haremos más lento (la ejecución de los programas) los próximos meses, pero la meta es acelerar el programa, recuperar el tiempo y avanzar más en la tasa de desembolsos. Confiamos que vamos a llegar a ese resultado”, espera Constantino.

HACIENDA SÍ DA CUENTAS

El titular de Hacienda, Iván Acosta, el miércoles pasado nuevamente esquivó explicar públicamente la situación del Mined, afirmando “no tengo información al respecto”.

Pero Acosta sí mantiene al BM al tanto del avance de esa intervención.

“El Ministerio de Hacienda nos comunicó que están haciendo una reestructuración institucional en el Ministerio de Educación y nos solicitó que durante el período de un mes le facilitáramos este proceso”, dijo Constantino.

Durante ese tiempos los procesos de ejecución de los proyectos de las escuelas “irán lentos”. Lo notificado por Hacienda al BM es que “va a redefinir la mejor forma” de organizar para que el programa escolar supere el desfase.

“Esa es la reflexión que está pasando dentro del Gobierno y nosotros esperamos que esto termine para poder avanzar el proyecto a las tasas de implementación prevista”, confía el representante del Banco Mundial.

“Compartimos un poco la preocupación del Gobierno” en este tema, insistió.

Además de los problemas internos detectados en las áreas de adquisiciones e infraestructura del Mined, para Constantino los atrasos del programa también serían porque buena parte de los proyectos son para “las regiones más pobres y remotas”, del país. “Y es más difícil encontrar los contratistas y otras gentes que estén dispuestas a ejecutar los proyectos”.

Constantino no está claro del problema puntual de los proyectos de escuelas que financia el BM, que habrían sido entregados por el Mined a la empresa Emdeco, del diputado suplente Jasser Martínez.

“Tengo que hablar con mi especialista (de proyectos de la oficina en Managua) porque no conozco bien el detalle de los contratos”, afirmó.

(Colaboración de Jeniffer Castillo)

Ver en la versión impresa las páginas: 1 A ,9 A

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: