“Poco a poco he ido creciendo”

Humildad y sencillez son parte de María Elena Cárdenas. A sus 38 años es propietaria de Diseños Malena y admite que el simple hecho de mirar a alguien en la calle con sus diseños la inspira a seguir adelante.

¿Qué la impulsó a estudiar diseño industrial?

Desde pequeña me ha encantado todo esto del diseño, me gustaba dibujar y pintar, y cuando salí del colegio decidí estudiar Arquitectura, pero luego sentí que no era lo mío, entonces investigué y encontré la carrera de Diseño e ingresé. Me encantó porque conoces gente que tiene los mismos gustos que los tuyos.

¿Por qué eligió el nombre de Malena?

Debes tener un nombre para que la gente tenga una referencia de tus diseños y en el momento no sabía cómo ponerle. Entonces recordé que mis amigas siempre me habían dicho Malena en vez de María Elena, me gustó y se les ha pegado tanto a las personas que ahora me dicen así en vez de mi nombre.

¿Cuál es el concepto de sus diseños?

Es casual, lo simple pero con pequeños detalles y trabajo mucho con el algodón porque en el país siempre hace calor. Actualmente estoy preparando para lo que resta del año ropa de lino, algodón, bolsos y cosas con detalles de madera como botones y argollas. Es decir, intento que el producto sea muy nacional y accesible.

¿Cómo llegó a ser parte de la Asociación de Exportadores?

Me fui del país por un tiempo y cuando regresé quise ejercer mi carrera, por eso comencé a hacer bolsos de tela y a las personas les encantó porque eran accesibles y cómodos. Luego participé en una feria llamada ExpoApen y ellos nos buscaron para hacer una comisión de moda, empezamos hace como dos años y cada día son más diseñadores de diversas ramas los que se integran.

¿Cuáles son las actitudes que le han ayudado en su carrera?

Esto es un baja y sube por lo que se debe tener paciencia y confianza en uno mismo. Yo comencé hace cinco años y poco a poco he ido creciendo a pesar de las dificultades. No sabes lo bien que me siento cuando veo a alguien con mis diseños en la calle y pienso en todo lo que he luchado, es algo que me inspira a seguir adelante.

En el ámbito familiar, ¿cómo es María Elena?

Trato de estar siempre con mis hijos, aunque trabajo en las noches. Es más que todo saber manejar la situación. Con ellos voy de paseo, vemos películas y ahorita que estoy en Somoto por asuntos de trabajo vamos al Cañón, visitamos los ríos y como mi hijo juega beisbol lo apoyamos en ese deporte. Mi esposo y mi mamá también han sido un gran apoyo para mí. Recuerdo que cuando comencé en la primera feria, él llamaba a los medios para promocionar mis diseños.

¿Qué planes tiene para el futuro?

Me encantaría tener una tienda porque no todos tienen la facilidad de encontrarme y sería genial contar con un lugar donde estén mis diseños. También quisiera exportar, pero siempre manteniendo la línea que es un producto natural hecho acá, aunque por ahora mi primer objetivo es darlo a conocer en todo el país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: