Crecimiento “es obra de Dios”

Para el pastor Augusto César Marenco, el crecimiento de la Iglesia evangélica en Latinoamérica obedece a "una obra del Espíritu Santo de Dios".

La Iglesia evangélica en Latinoamérica continúa atrayendo a la población a sus templos y plazas, según últimas encuestas realizadas por una firma norteamericana. LA PRENSA/ archivo

Para el pastor Augusto César Marenco, el crecimiento de la Iglesia evangélica en Latinoamérica obedece a “una obra del Espíritu Santo de Dios”.

Marenco pastorea una de las iglesias más grandes del país en presencia de fieles.

“Los evangélicos pentecostales venimos creciendo y no se trata de competencia; nuestro trabajo es para que las almas vengan a Dios como nuevas criaturas. El crecimiento evangélico es una obra del Espíritu Santo de Dios. Es Dios actuando para que la gente venga a su encuentro”, asegura el reverendo Marenco.

Y es que la Iglesia evangélica en Latinoamérica continúa conquistando almas para Dios, según últimas encuestas dadas a conocer por Pew Research Center, con sede en Washington.

En las últimas cuatro décadas los católicos en la región pasaron de representar el 92 por ciento de la población al 69 por ciento, según un estudio difundido esta semana por el Pew Research Center, con sede en Washington.

[doap_box title=»Cauteloso con encuestas» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]Monseñor Bosco Vivas Robelo, vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), expresó que personalmente es cauteloso con las encuestas que revelan que la Iglesia católica ha perdido fieles.

“Yo personalmente te digo que si las encuestas son serias, sería muy doloroso y a la vez nos obliga hacer un examen de conciencia y nos obliga a una revisión porque la gente tiene hambre de Dios”, sostiene Vivas Robelo.

Sin embargo, aclara el jerarca católico, la Iglesia católica “viene creciendo en la calidad formativa y madurez de los católicos que se han catequizado y están comprometidos con la Iglesia”. “

A mí me preocupa que la gente se vaya de la Iglesia, pero habría que ver si las encuestas son serias. Yo entiendo que hay barrios y lugares del campo que la mayoría es católica”, afirmó.[/doap_box]

El estudio revela que entre 1970 y 2014 aumentó la proporción de protestantes del 4 por ciento al 19 por ciento por el auge de las iglesias evangélicas en América Latina, como el número de personas que se declaran ateas o agnósticas del 0 por ciento al 8 por ciento.

El estudio considera protestantes a bautistas, adventistas, metodistas, luteranos y presbiterianos, así como de iglesias pentecostales. Estas últimas agrupan aproximadamente la mitad del contingente de fieles, con la Iglesia Asamblea de Dios como la más comúnmente citada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: